miércoles, 7 de octubre de 2015

Color-coding o cómo ordenar tu cabeza con colores

¡Hola a todos!

El post de hoy parte de la base de mi último vídeo que os dejo por aquí:



Hacia el final del mismo hablo sobre el color-coding o código de colores en castellano y esta entrada en el blog es para ampliar dicho contenido. 


El color coding es una herramienta que básicamente nos ayuda a tener un mejor control sobre lo que escribimos en la agenda o nuestro calendario. Su funcionamiento es muuuuuuy sencillo. A cada color le asignamos una materia/actividad/clase/etc. que necesitemos, y posteriormente en la agenda escribiremos todos los detalles sobre dicha actividad. 

Yo funciono con los Stabilo naranjas y blancos de colores, que son una mezcla entre rotulador y bolígrafo. Me gustan porque son de punta fina, pero a la vez dejan una buena marca o escritura en el papel que me ayuda a leerlo (esto es importante para los miopes como yo jajajajaja). 

Algo que me encanta del color-coding es que lo puedes aplicar a casi todas las áreas de tu vida, yo también lo utilizo en mis apuntes, y parece que no, pero cuando sabes exactamente en qué centrarte visualmente, tu cerebro funciona mucho mejor y eres capaz de recordar las cosas (si tienes memoria visual, sabes exactamente a lo que me refiero). 

Mi "leyenda" respecto a mi agenda sería la siguiente:

Rojo para exámenes, o entregas de trabajos.
Naranja para deberes, proyectos o trabajos que tenga que hacer.
Amarillo para los días que tengo que ir a clase.
Verde clarito para cuando voy a la biblioteca o he quedado en la biblioteca para estudiar.
Verde oscuro para las citas en el médico o semejantes, es decir, todo lo relacionado con la salud.
Azul oscuro sería mi contabilidad, mis pagos, mis recibos, etc. 
Rosa sería para mi ocio personal, mis quedadas, ver a amigos, etc. 
Morado para todo lo relacionado con el Blog o con los vídeos, desde la edición, grabación o posibles ideas.
Marrón para la limpieza y todo lo referente a la casa, como podría ser hacer la compra, poner lavadoras, etc.
Rosa fosforito sería para todo lo relacionado con viajes, desde los vuelos, hasta la estancia.
Naranja fosforito para los cumpleaños de la gente.
Negro para miscelánea. 

Como actualmente también estoy trabajando en un restaurante viernes y sábados he decidido apuntar estos eventos con un bolígrafo azul normal y subrayarlo con un  roturador verde, que así destaca entre toda la agenda. 

Respecto al color-coding de mis apuntes, lo cierto es que es bastante diferente, pero creo que ese método en todo caso requeriría de un nuevo post y una explicación más detallada. 

Si tras estas indicaciones crees que el color-coding puede ayudarte a ser más organizado, no dudes en emplearlo, porque una mente organizada consigue hacer mucho más que una mente que es incapaz de recordar lo que tiene que hacer. Si tienes más dudas o quieres que amplíe esta entrada, no dudes en poner un comentario con qué te ha parecido o si no sabes cómo empezar a utilizarlo, deja un comentario y publicaré un nuevo post sobre primeros pasos en el color-coding. 


2 comentarios:

  1. muy lindo tu post! yo tambien utilizo colores para anotar las cosas en mi agenda o para la planeacion de mis clases, me resulta mas sencillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta, porque además mi cerebro ya sabe con qué está relacionado lo que tengo que hacer. Es ideal *____* ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar