miércoles, 25 de noviembre de 2015

Vivir en Irlanda del Norte

Creo que ya tras estos cinco meses (el día 3 de diciembre hago 5 meses redondos) viviendo en Irlanda del Norte puedo aportar mi granito de arena con un pequeño post sobre lo que es vivir en esta parte del mundo. Por si nunca has oído hablar de Irlanda del Norte o si has oído hablar de este lugar, pero no tienes mucha idea, te voy a dar algunas claves muy sencillas antes de meterme de lleno en los pros y contras de vivir aquí.

Para quien no lo sepa, Irlanda del Norte no es parte de la República de Irlanda, sino que pertenece a una de las naciones del Reino Unido: Gales, Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte. Por eso Reino Unido es "Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte". Políticamente tienen su propio gobierno, como el que existe en las Comunidades Autónomas de España, y tienen su propia Asamblea de Irlanda del Norte. La asamblea se divide en unionistas (aquellos que quieren seguir siendo parte del Reino Unido), los nacionalistas (aquellos que consideran que no es Irlanda del Norte, sino que es el Norte de Irlanda y que debería ser parte de la República de Irlanda) y aquellos sin alineación. Políticamente Irlanda del Norte sigue siendo un lugar muy convulso (si no sabes nada de la historia político-religiosa de Irlanda del Norte, deberías informarte), no en todas partes ni en todos los círculos, pero yo personalmente sí que me he encontrado en varios lugares en los que reinaba esa tensión en el aire. Sobre todo os vais a encontrar esa tensión en las dos grandes ciudades de Irlanda del Norte: Derry y Belfast, pero eso os lo explicaré más adelante.




Geográficamente pertenece a la isla de Éire, la segunda mayor isla de las Islas Británicas, y limita al norte con el océano Atlántico, al este con el canal del Norte, al sudeste con el mar de Irlanda, y al sur, sudoeste y oeste con la República de Irlanda. Su capital es Belfast, al noreste de la isla, que dispone de dos aeropuertos el Aeropuerto Internacional de Belfast y el Aeropuerto de la Ciudad de Belfast George Best (en Derry hay otro aeropuerto el Aeropuerto de la Ciudad de Derry). El último detalle importante respecto a las características básicas de Irlanda del Norte es que se utiliza la Libra Esterlina como moneda y que sus idiomas oficiales son Inglés, Irlandés y el Escocés del Úlster.

Y tras esta pequeña introducción( si queréis saber más datos objetivos sobre Irlanda del Norte podéis buscar por internet) vamos a comenzar con los pros y contras de vivir en Irlanda del Norte SEGÚN MI EXPERIENCIA.

Empezamos con los CONTRAS:

1. El tiempo. Y mira que yo sabía que venía a este país con la idea de tener más días de lluvia, estar mojada y pasar frío como una loca, pero una cosa es pensarlo e intentar hacerte a la idea y otra es soportarlo. Porque no es que llueva, es que el tiempo aquí está loco. Tenemos una mañana de lluvia, luego un sol de primavera, luego nieva y luego viene un huracán, y no estoy exagerando, es así. En un día tienes las cuatro estaciones, por eso aquí la ropa de entretiempo no termina de convencerme, y lo mejor es ir por capas: camisetas de tirantes, de manga corta, jersey, chaqueta, abrigo e impermeable. Lo duro del tiempo es que si eres una persona como yo, que tiene problemas en las articulaciones, te lo aviso... aquí te van a doler más. No es una humedad que te impida respirar, como sucede en algunas zonas tropicales, es una humedad de dolor de cuerpo si no te mueves lo suficiente para reforzarlo. Es así. Otra cosa horrible es el VIENTO, sopla muchísimo y muy frío, hace una semana una amiga y yo fuimos incapaces de andar por una calle del viento que hacía.



2. Los horarios. Que no me quejo de los horarios de comida, porque la verdad yo ya en España era bastante inglesa a la hora de comer, como siempre me recuerda todo el mundo que conozco. Se desayuna a las 7-8, se hace el lunch a las 12-12:30, y se cena a las 5-6, aunque no es obligatorio y cada uno realmente acaba haciendo las comidas cuando quiere. El problema con los horarios son los de las tiendas. Estoy tan acostumbrada a tenerlo siempre todo abierto, que cuando la primera semana todo cerraba a las 5 (excepto restaurantes y cafeterías) me sentía inútil, en el sentido de que no sabía qué hacer. El problema es realmente mío, supongo, vivir en una ciudad como Madrid, que casi nunca duerme, sino que da ligeras cabezadas, me ha hecho ser cómoda respecto a los horarios. Ahora sé que si necesito algo, tengo que pensarlo antes de las 5 o me quedaré sin ello. También he aprendido a saber manejar mucho mejor las horas, cosa que jamás creía posible... 


3. El transporte público. Otra cosa que sé que me pasa por ser Madrileña y tener siempre ahí el Santo Metro de Madrid que de tantas nos salva. Aquí los buses son lentos, pocos, y caros, y algo parecido pasa con los trenes. Que sí, que casi todas las grandes ciudades están comunicadas, pero el no poder disponer de un transporte público más rápido, hace que sea casi obligatorio tener coche si tienes que moverte y salir de tu pueblecito (porque en el fondo todo son pueblecitos, menos Derry y Belfast). La alternativa son los taxis, que si se comparte, bueno... tampoco son taaaaaan caros (desde mi punto de vista).

4. La comida. No hay nada como la dieta mediterránea, ya os lo digo. Quién me iba a decir a mí que echaría tanto de menos las legumbres, los potajes de mi abuela, el cocido madrileño, las verduras, EL PESCADO. Os juro que los supermercados aquí son de risa, se queja mi madre de que el cajón de fresas está caro en España, pero aquí 200g de fresas cuestan 2-3 libras, que ya al cambio ni os cuento... Otra cosa que no entiendo es el tema del pescado, cada vez que voy a comprar hay tres o cuatro tipos de pescado y de marisco ni hablamos, los básicos (y a veces ni eso). Eso sí, de patatas os hartáis, todos o casi todos los platos norirlandeses LLEVAN PATATAS, en sus muchas formas y colores. Por otra parte tenemos los platos preparados, hay pasillos y pasillos de platos preparados, de todos los continentes. También la mayor parte de comidas suelen ser bastante grasientitas y la principal comida que hacen ellos es la cena (platos enooooormes de comida) a mediodía reinan los sándwiches. Otra cosa que aquí se come mucho son los dulces y tienen mil formas de hacerlos (todas ellas desesperadamente deliciosas).


5. La noche. Olvídate de salir hasta que salga el sol, aquí todo cierra bastante pronto. Sobre las 3 de la mañana ya todo el mundo está de vuelta en su casa, a no ser que conozcas al dueño del local y una vez cerrado el local al público, te dejen quedarte. Eso no impide que a la 1:30 de un viernes te encuentres a bastante gente desde los 18 a los 50 y muchos en un estado de ebriedad que roza el coma etílico (de las pocas veces que he salido SIEMPRE me he encontrado al menos a tres personas en un estado casi comatoso). 



6. La política. Mira que a mí lo de hablar de política no me gusta, porque la gente se vuelve muy radical, pero aquí es algo que de verdad genera una gran problemática. Los ataques entre unionistas y republicanos se siguen dando, sobre todo en Belfast y Londonderry/Derry (en las zona más republicana de las ciudades se palpa la tensión), y no es raro la semana que hay algún tipo de disturbio si no es en una es en otra. 




Sigamos ahora con los PROS:

1. El paisaje. Odio el tiempo que hace aquí, pero lo cierto es que si no fuese por esas lluvias casi diarias no tendríamos estos paisajes para caminar. Es la Isla Esmeralda por algo y os juro que cada vez que tengo tiempo para explorar y conocer algún rincón más de este lugar, un pedacito de mi alma se queda aquí, enterrado en ese césped verde y en esos árboles enormes y en esos bosques que te atrapan. Las playas también son una de las cosas más preciosas que he visto, porque hay montones de acantilados y montañas que hacen un contraste taaaaaan espectacular que quita el aire. Y no podemos olvidarnos de Giant's Causeway y mil otros sitios que son un must see en Irlanda del Norte (y que os haré un post próximamente...).



2. La leche. Sé que vais a decir que estoy loca, pero desde el día que llegué me he viciado a la leche. Es leche fresca, leche de verdad, no esa leche horrible que tenemos en España en la mayor parte de supermercados. Además suele ser leche de los alrededores, por lo que consumiéndola, ayudas a tu vecino. Al mío desde luego que le ayudamos porque en la casa somos 5 bebiendo todos los días más de dos vasos de leche por cabeza. Pero de verdad que os lo digo, LA MEJOR LECHE DEL MUNDO. No paro de pensar en que al volver a España, voy a maldecir el no tener leche fresca en condiciones :(



3. La gente. Que vale que no todo el mundo es super amigable, vale, pero aquí la gente es MUY AMIGABLE. Feos me han hecho tres o cuatro personas, pero por lo general, la gente es tan sumamente educada y amable, que me muero de envidia. Soy una persona a la que le gusta hacer contacto visual cuando camina por la calle o cuando está en algún sitio y por lo general, cuando la otra persona cruza su mirada con la mía, sonrío o saludo. Eso en Madrid me pasaba 1 vez cada 1000 personas, aquí es que todo, TODO el mundo con el que haces contacto visual te saluda, y la gente da gracias y pide perdón. No sabéis lo que se agradece. Por otro lado, a mí me ha pasado que la mayor parte de la gente cuando digo que soy de España, me recibe con una sonrisa y el típico "Hola, señorita" no falta. También me he encontrado casos de gente que suelta el típico "F*****g spaniards", pero son los menos, os lo aseguro.



4. El inglés. Los norirlandeses tienen un acento cerrado, no tantíiiiiiisimo como los escoceses (que esos sí que tela...), pero sigue siendo un acento bastante dificil a veces de identificar. Si estáis acostumbrados a los CDs de los libros de inglés, ya podéis olvidaros de todo eso, aquí el acento es fuerte y en algunos casos tan cerrado que ni entre ellos se entienden (os lo juro). Incluso los estadounidenses, cuando vienen aquí no les entienden (conozco tres casos), así que no os preocupéis si al principio no entendéis nada, es completa y absolutamente normal, pero ya os digo, que si entendéis a un norirlandés, entendéis a todo el mundo (bueno, quizá a los escoceses no, pero es que el acento escocés es... )



5. Entorno familiar. Parece que no, pero Irlanda del Norte tiene un montón de escuelas primarias por cada pequeño pueblo, y también centros de educación secundaria, además de varias universidades bastante internacionales. Cuenta con numerosos parques y centros para que los niños jueguen y las iglesias de toda orientación y corte religioso suelen ofrecer grupos para los niños (y también para adultos) que no están relacionados directamente con la religión: grupos de corredores, de aventureros, etc. 



6. Oferta de actividades. Lo que me quejaba yo al principio de que no encontraba nada que hacer y ahora no paro. El problema es encontrar un sitio que luego te ayude a encontrar una buena oferta de ocio, pero una vez lo tienes, hay de todo. Aquí se dan mucho los deportes al aire libre (y mira que no hace tiempo, pero a esta gente les encanta), y no faltan los grupos de conversación, grupos de lectura, grupos de internacionales, de mujeres, de hombres, de gente a la que le gusta cocinar, la oferta es infinita y se ofrecen tanto por parte de las iglesias como de los ayuntamientos. Además son bastante normales las "Ferias de artesanos" en las que la gente muestra sus creaciones desde granjeros a amas de casa. 



7. LAS CHARITIES. Si hay algo que me tiene enamorada de este país es las ganas de ayudar al resto y lo normal que entra dentro de su comportamiento el donar sus cosas cuando ya no las quieren o necesitan. Las charities se han convertido en mi lugar favorito para comprar libros, porque los tienes muchas veces casi nuevos y a precios que jamás podríamos encontrar en España (hay una charity en mi pueblo que suele tener libros a 50 peniques y sino una oferta de 5 libros por 1 libra. CÓMO NO VOY A COMPRAR LIBROS). Además siempre están buscando a gente para que les echen una mano, por lo que puedes practicar mucho más tu inglés.



8. La seguridad. Exceptuando los disturbios en Derry y Belfast, el Irlanda del Norte suele ser bastante seguro. Yo misma he caminado de noche por calles que ni conocía y en ningún momento he tenido el más mínimo miedo de que me fuese a ocurrir algo. El índice de criminalidad es bastante bajo, pero eso no quiere decir que o haya, ojo, gente mala hay en todas partes, pese a ello, la seguridad suele ser bastante buena y los policías por lo general suelen ser bastante comprensivos con la gente, sobre todo si no hablas muy bien el inglés. 




9. El coste de vida. Comparado con las otras regiones de las Islas Británicas, el coste de vida en Irlanda del Norte es bastante más bajo, tanto en los supermercados, como en cuanto a alquileres de pisos, etc. Incluso no se paga agua, de momento (porque el gobierno inglés quiere cambiar esto). 


Cosas que ni fú ni fa:

1. El trabajo. No os engañéis, las cosas no están mucho mejor que en España, lo están si buscas un trabajo no muy cualificado o del sector servicio, pero aviso que no están demasiado bien pagados para la cantidad de horas y cosas que se hacen. Se aprovechan, como en todos sitios, de la gente joven y de la gente que no termina de hablar muy bien el inglés. Si estás buscando un trabajo para el verano y mejorar tu inglés, lo más seguro es que lo encuentres, pero si estás buscando un buen puesto de trabajo... vas a tener que buscar muy bien porque además la competencia es muy dura. 


Y de momento eso es todo... intentaré actualizar conforme vayan pasando cositas. Nos leemos.


Sil. 

7 comentarios:

  1. Buenísima la entrada...lo cuentas todo tan bien que fue como dar un paseo por Irlanda sin salir de casa... un fuerte abrazo y que todo vaya lindo por allá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario y tus palabras Marita, la verdad es que a ratos todo bien a ratos quiero matar por culpa de este tiempo loco que no deja de cambiar... Nos leemos ;)

      Eliminar
    2. Me imagino...aun así, disfruta al máximo tu tiempo en Irlanda y claro, no dejes de escribir... un abrazo grande!

      Eliminar
    3. ¡Muchas gracias por los ánimos! Mil besos xxx

      Eliminar
  2. Muy buenos tus comentarios, aunque recién los veo.

    ResponderEliminar
  3. Disfrute cada palabra y sobre todo me imagine en ese lugar.
    Saludos desde Honduras.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, me ha servido de mucho, pero quisiera saber como es el tema sanitario alli, un saludo y de nuevo mil gracias!

    ResponderEliminar