lunes, 28 de marzo de 2016

Reseña: Nuestros tiempos felices de Gong Ji-young

¡Hola todos! Bienvenidos a otro #LunesLiterario. Hoy os traigo un libro de una autora que me ha marcado bastante mientras lo leía. El libro es "Nuestros tiempos felices" de la autora coreana Gong Ji-young, una de los tantos autores y autoras de Asia que en Occidente no son muy conocidos, pero con la que estoy eternamente agradecida de haberme cruzado. Sin adelantaros nada más, os dejo la reseña...

Título del libro:
 
Nuestros tiempos felices

Título original: 우리들의 행복한 시간
Autor/a: Gong Ji-young
Nº de páginas: 384 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: La esfera de los libros
Lengua: Español
ISBN: 9788499702100

SINOPSIS DEL LIBRO:

"Iuyeong es una joven perteneciente a la alta sociedad coreana quien, indiferente ante el mundo e incapaz de entenderse con su familia, no encuentra sentido a la vida y, tras varios intentos fallidos de suicido, languidece entre el alcohol y la desesperanza. Sin embargo, su tía, la hermana Mónica, a la que siempre se ha sentido especialmente unida, ha decidido que su sobrina debe volver a disfrutar de la vida. Para ello, la embarca en sus labores altruistas y juntas inician una serie de visitas al joven Iunsu, un condenado a muerte que sólo ansía que llegue el día de abandonar este mundo, sin esperanza alguna de redención. A pesar de sus dispares orígenes y la distancia entre sus vidas, Iuyeong y Iusun comparten una historia común de abusos físicos y psíquicos y, sin saber muy bien cómo, entre ellos surge una conexión que poco a poco les devuelve el deseo de vivir. Pero el tiempo que les queda es muy corto, apenas unas horas a la semana, cada jueves, para recordar los tiempos felices que ambos conseguirán rescatar del olvido, el momento de la despedida y el aprendizaje del adiós. Aprenderán, también, que la libertad se encuentra, muchas veces, escondida en el fondo de nuestros corazones. "


CRÍTICA (PUEDE CONTENER SPOILERS [pero tranquilos, que estarán ocultos]):

Cómo llegó este libro a mis manos seguirá siendo todavía un misterio para mí, pero una mañana de no hace mucho, me apareció como recomendado en mi tienda de ebooks (quizá porque últimamente he estado mirando libros para aprender coreano...) y la sinopsis fue lo que me atrapó.

Sé que a muchos de vosotros el tema de la condena a muerte no os interesa, pero como criminóloga y como defensora de penas equivalentes a los delitos y defensora de un sistema penitenciario que actúe de verdad y no como un recinto en el que ocultar a los delincuentes, TUVE que empezar a leer.

El primer personaje al que nos encontramos es a Iuyeong. Iuyeong es una mujer cuya vida ha sido marcada por un acontecimiento muy duro (cuando tenía 15 años es violada por uno de sus familiares, y lo peor de todo ocurre cuando su madre intenta ocultarlo por todos los medios, incluso niega que haya ocurrido y culpa a Iuyeong. Un comportamiento que, aunque triste, se lleva a cabo más de lo que os podéis imaginar, no sólo en Corea, sino en todo el mundo) y con una vida de todo menos ideal, pese a tener un buen puesto de trabajo, buenos contactos y ser de una familia adinerada. Iuyeong ha despertado en mí bastante cariño, pero a la vez en ciertos momentos me daba rabia por su mentalidad o por ciertas acciones que llevaba a cabo, no sé, quizá soy yo, (seguramente sea yo jajajajajajaja), pero en momentos me daban ganas de gritarle y decirle que dejase de ser tan infantil y pasiva, que actuase. 

Otro personaje que ha despertado en mí eterno cariño es la Hermana Mónica, la tía de Iuyeong, y la causante de que Iuyeong empiece a ir a la prisión a ver al condenado a muerte Iunsu. Si bien el resto de su familia la tiene como la "oveja negra" la Hermana Mónica es para mí la única dentro de la familia que no tiene la grandeza subida a la cabeza y cuya espiritualidad (que vale, que es monja, pero aún así...) llega a inspirar. Hay que añadir que desde mi punto de vista es mejor figura materna para Iuyeong que su propia madre.

Por último, como personajes hay que destacar a Iunsu. Iunsu es el "prototipo" perfecto de delincuente de poca monta cuya vida ha sido una desgracia tras otra. Es imposible no simpatizar con él, por mucho que os neguéis, todos los delincuentes que están en la cárcel son personas, y como personas te acaban tocando. Iunsu es, desde mi punto de vista y como diría mi madre, "un pobre desgraciao". Todo lo que podía salirle mal en la vida, le ha salido mal. No estoy justificando a Iunsu, ni mucho menos, pero creo que este libro tiene muy en cuenta la dimensión que a muchas personas se les escapa y es que detrás de toda persona "mala" hay una historia. No podemos juzgar sin conocerla, por muy superiores y libres de pecado que nos creamos.

Sin duda, os recomiendo este libro con fervor. Aún sigo dándole vueltas a todo lo que ha ocurrido, a cómo los personajes han sido capaces de ponerse en el lugar del otro, cómo han sabido abrirse el uno con el otro, cómo al final todos somos personas y todos nos reducimos a lo mismo, sin importar dinero o posición social; cómo todos acabamos sufriendo por las mismas cosas una y otra vez y la importancia de saber pedir ayuda y dejar ayudarnos. Otro punto a mi favor, aunque me ha hecho sufrir muchísimo, es que conforme te vas encariñando con los personajes, eres más y más consciente de que el tiempo se está acabando, de que a Iunsu cada vez le queda menos y menos tiempo, cada jueves puede ser el último jueves que Iunsu y Iuyeong se vean y no paras de pasar las páginas con miedo.

Estoy deseando que alguna editorial se haga con los derechos del resto de libros de Gong Ji-young, porque por lo que he leído, todos y cada uno de ellos son una lección a la humanidad y un grito a la injusticia.  Esta autora, para mí se ha coronado como una de mis favoritas y espero seguir viendo parte de su trabajo en occidente y no sólo en oriente. Opino que a veces las fronteras entre Europa y el resto del mundo (a no ser que sean los Estados Unidos) son abismales y me parece ridículo en el mundo globalizado en el que vivimos que una autora tan famosa y conocida en oriente y cuyas ventas de este primer libro que han traído a España han sido tan altas, no hagan a las editoriales replantearse que quizá no todo lo que viene de Estados Unidos vale, y que a lo mejor habría que dejar paso a otras partes del mundo para que nos enamoren, nos hagan reflexionar y nos cautiven como ha hecho Gong Ji-young con su libro, si bien no ha sido fácil en algunos momentos por la crudeza de lo que ocurría, no cambiaría la lectura que he tenido. 

NOTA FINAL: 9/10

2 comentarios:

  1. ¡Holis! Pues que me ha llamado la atención, me encantan autoras que pueden expresar sentimientos y situaciones reales, sin dudas que espero pronto la traigan por estos lares alguna editorial para leerla :D ¡Besus!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, este libro lo hace, aunque es muy duro de leer. Opino que precisamente por ser tan crudo, es tan bueno. Si tienes la oportunidad, sin duda, deberías leerlo. :)

      Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar