miércoles, 4 de mayo de 2016

Las 10 citas

¡Hola a todos y a todas!

Hoy os traigo un post bastante diferente, pero me apetece mucho introducir nuevos temas en el blog y, en cierta manera, darme a conocer y conoceros a vosotros, mis queridos lectores.

Os pongo un poco en situación para que entendáis el título de esta entrada. El pasado fin de semana, una de mis amigas aquí en Irlanda del Norte y yo estábamos libres; teníamos la casa de ella vacía y debido a un mal de amores por parte de mi amiga, decidimos que lo mejor que podíamos hacer un sábado era entregarnos a los brazos de Dionisio... Ay, a la vez elixir y veneno. 


No recuerdo exactamente cómo terminamos hablando del tema, pero le dije, algo que estoy cansada de repetir hasta la saciedad: estoy harta de que la gente no sepa tener citas. Es decir... La gente no llega a conocerse nunca.

No digo que las relaciones sexuales sean malas, ni mucho menos (arriba el sexoooo), pero soy de la opinión de que hay otras cosas ADEMÁS del sexo y que si no conoces a la persona con la que te acuestas puede llegar a pasarte de todo.



Tras mucho hablar de citas, elegimos las 10 citas básicas que te harán conocer mejor  a la otra persona. 


1. Un paseo.


Puede sonar a tontería, pero nada como un paseo, ver cómo interactua la otra persona mientras estáis fuera recorriendo una ciudad, un pueblo, o un bosque. A mí el tema paseo me ayuda observar si una persona se siente cómoda entre la multitud o prefiere más la soledad. Por ejemplo, una persona que mientras paseo con ella tiende a alejarse de las multitudes me indica que tiene una personalidad más tranquila que aquella que prefiere meterse por ejemplo en PRECIADOS en plena NAVIDAD. Además un paseo también te da la oportunidad de hablar sin la presión que podría llegar a ejercer no moverte de un sitio.

2. Un restaurante (bien sea desayuno, comida o cena).

Soy una de esas personas a las que le enferma que la gente haga mucho ruido al comer o que NO SEPA COMER EN CONDICIONES. En serio, me pongo enferma con la gente que tiene algún tipo de problema al enfrentarse a la comida, o la velocidad a la que puede comer una persona. No sabéis lo importante que llega a ser esto, pues imaginad pasar tiempo con alguien que come como un cerdo/a. No puedo, es superior a mí.

3. Un café.

A diferencia de un restaurante, las cafeterías me ayudan a apreciar otra faceta en la gente y es su paciencia y sus ganas de estar conmigo. Un café dura lo que quieran las personas involucradas en ello. He tenido cafés de cinco minutos, rápidos, horribles y cafés de horas, de risas y confidencias. 

4. Un museo.

Soy una persona a la que le gustan los museos (menos algunos de arte, que lo siento pero no me llaman nada la atención). Los museos nos muestran una faceta importante de la gente: sus ganas de saber. ¿Podrías estar con una persona que no tiene curiosidad? ¿A la que no lo gusta saber qué pasó en el pasado? ¿O qué pasará en el futuro? Una parte de mí, no puede evitar encontrar mucho más atractivas a las personas que son inteligentes o que saben apreciar un buen museo. 

5. Cine.

Me encanta el cine, soy de ir al cine sola, acompañada, de hacer horas de cola para entrar... DE TODO. La elección por parte de la otra persona de una película dice mucho de su personalidad, y el estar horas en un sitio a oscuras pegado a otra persona, también. La gente acaba revelando su verdadero yo en los cines, palabrita. Además el debate pos-película ayuda mucho a ver el punto de vista de la otra persona. 

6. Teatro. 

Aquí vale desde un monólogo a una obra de teatro en sí. El monólogo ayuda a saber el tipo de humor de la persona, o si tiene humor alguno. Imaginad estar con una persona hiper seria que es incapaz de reírse. ¿Estás saliendo con un humano o con una figura de cera? La obra de teatro dependiendo sobre qué trate te puede dar lugar, como en el cine, a tener una visión de lo que la otra persona piensa. 

7. Un concierto. 

Ir a un concierto con esa persona de su artista favorito, te hará descubrir una faceta muy importante: su nivel de locura. Es imposible que alguien se resista a su cantante favorito sin perder en algún momento la cordura. Funciona el 100% de las veces. A la inversa, puedes mostrar lo loco/a que puedes llegar a estar por alguien, también funciona el 100% de las veces. (El hombre que me aguante tras un concierto de Ed Sheeran, será el hombre de mi vida.)

8. Salir de fiesta.

Puede pareceros una locura, pero nada como ver borracha a la otra persona y de fiesta para saber si vais a poder aguantarles de verdad. Los borrachos son las personas más pesadas del mundo y oye, supuestamente un borracho siempre dice la verdad... pues a por ello. La pareja que se divierte unida, permanece unida, que lo sepáis. 

9. Dormir juntos.

Sin pasión, más que la de los sueños. Tener una noche en blanco, hablar de todo: desde sandwiches hasta planes de futuro, qué nos da miedo, qué nos encanta, las tres cosas que te llevarías a una isla desierta, tus momentos más embarazosos... Nada como una noche en el confort de una cama para contar secretos. 

10. Un viaje. 

Hay gente con la que sé que no puedo llegar a llevarme nunca más bien por culpa de algún viaje. Es increíble lo que la gente cambia o cómo te acaban revelando lo desastres que son. Viajar con la otra persona puede ser maravilloso o desastroso. Si un simple viaje termina siendo una pesadilla... mal vamos. Otra cosa que nos regala el viaje es comprobar la dependencia o independencia de la otra persona, algo muy importante. Bueno, eso y que si todo son quejas por haber salido de casa, esa persona no va a ser un buen compañero de aventuras, ¿es eso lo que necesitas? 

Estas son las 10 citas básicas que creo todos deberíamos tener para conocer de verdad o hacernos una aproximación de cómo es realmente una persona. ¿Qué pensáis vosotros? ¿Alguna vez habéis tenido las 10 con alguien? ¿Estáis dispuestos a probarlo? 


Sil.

2 comentarios:

  1. ¡Holis! La verdad, las citas son muy importantes... aunque no haya tenido ninguna en casi dos años, jaja, pero en fin, que todo el proceso de conocer a una persona, que nos interesa, pues es muy importante, y el lugar donde se hace ;) En el cine aunque no se habla, se puede conocer mucho a una persona, sobretodo si se pone a llorar a media película porque atropellaron a un perrito ;) y demás, oh sí, y tomarse el tiempo para comer es muy importante, sino terminas en el hospital la cita :( Jajajja, y los viajes, ay, me encanta viajar, y sería increíble viajar con una "cita", sobretodo porque es "casi" vivir con otra persona, aunque sean unos días, y uf, se sacan muchas cosas de una persona en los viajes, jaja. Gracias por el aporte, a ver qué trae cuando vuelvas a retozar con Dionisio :P
    Besos :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Dionisio suele traer cosas o muy buenas o muy malas, ya veré cuando vuelvo a disfrutar de su compañía. Pero sí, sin duda el tema de tener citas es importante y no te procupes por la cantidad, mejo que sean de calidad. ;)
      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar