miércoles, 15 de marzo de 2017

Donar tu pelo

¡Hola, audaces!

El post que traigo hoy es algo, desde mi punto de vista, muy bonito y con el que podemos hacer muy feliz a alguien. No hace falta mucho: una buena cantidad de pelo, unas tijeras y la voluntad de cortarlo. ¿Queréis que os cuente mi experiencia donando el pelo? 

¡Pues seguid leyendo!



Hace aproximadamente un año decidí que quería donar mi pelo para que alguien pudiese disfrutarlo. Fue una decisión que tomé tras mucho reflexionar y me di cuenta de que era algo muy pequeño para lo mucho que podría llegar a ayudar a una persona. 

Siempre he tenido el pelo largo, MUY LARGO. Jamás me he cortado el pelo tan corto como lo tengo ahora, al principio era por mi madre, fanática del pelo largo y la que en mi edad más corta lo mantenía largo y desenredado. Con el paso de los años y viendo la gran admiración que levantaba mi pelo (he llegado a tenerlo por debajo de la cadera y casi por debajo de los glúteos), yo misma fui la encargada de que mi pelo siguiese largo. Las visitas a la peluquería eran obligadas y he llegado hasta llorar cuando me han cortado algo más que las puntas. Llegó un momento en el que era más pelo que chica, pero me fascinaba tener el pelo tan largo y poder hacer tantos peinados con él. 

Con el paso de los años (y de la adolescencia...) uno se empieza a dar cuenta de su egoísmo, en mi caso, del gran egoísmo que tenía en relación a mi pelo (además de con otras muchas cosas...ejem). La idea de donarlo empezó a esta ahí ya rondando mis 19, pero era incapaz de decidirme por el resultado. Jamás había tenido el pelo corto, ¿cómo iba a quedar yo después de hacer aquella donación? ¿Parecería una seta? ¿Mi pelo se rizaría tanto que estaría irreconocible? ¿Teniendo la cara tan grande y una mandíbula tan marcada me quedaría bien un corte corto? 

Podía más el miedo a quedar fea que la buena acción. No me da miedo reconocerlo, mi aspecto sigue siendo una parte muy importante de mí, es algo normal, a todos nos gusta sentirnos y estar monos/guapos/atractivos/deseables, es parte de nuestra naturaleza. 

Tras mucho pensarlo, decidí que la fecha límite para cortarme el pelo sería la semana anterior a mi 24 cumpleaños. La gente que me conoce sabe que por alguna razón que desconozco el número 4 no me gusta. Me ha dado muy mala suerte con el paso de los años y soy más bien de números impares, así que decidí romper con la maldición del número y hacer algo bonito, muy bonito, para identificarlo con ese número y que dejase de ser el número de mi mala suerte. 
¡La trenza ya cortada!

Así llegamos al domingo día 12 de marzo, en el que cogí las tijeras y tras medir y hacer una trenza, corté. Sin miedos, sin pensar en cómo me iba a quedar, simplemente corté el pelo y sólo pensé en lo feliz que iba a hacer a alguien que lo necesitase, a alguien que estaba luchando contra un cáncer que quizá podía llegar a matarla. 

Hoy puedo decir que cortarme el pelo para donarlo ha sido una de las mejores decisiones que he tomado este 2017, sin ninguna duda. Por eso he escrito este post, para que si vosotros, como yo, queréis hacer muy feliz a alguien con muy poco, deis el paso. 

Os estaréis preguntando... ¿Pero cuáles son los requisitos? Según la web de Mechones Solidarios, que es la web que he utilizado para la donación, son estos:

CONDICIONES DEL PELO PARA PODER SER DONADO
 
​El pelo debe cumplir las siguientes condiciones básicas:
 
· Debe estar limpio antes de cortarlo y debe entregarse limpio y seco.
 
· La longitud del cabello deber ser como mínimo de 20 cm. Es lo mínimo que se necesita para confeccionar una peluca.
 
· Deben de estar todos los mechones a la misma altura y  en la misma dirección por lo que se recomienda guardarlo en trenzas o en coletas.
 
· El cabello puede ser de cualquier tipo (rizado, ondulado o liso) y estar tratado químicamente (tintes, mechas, permanentes...) o no.
 
· Los hombres también pueden donar su pelo, no importa la edad ni el sexo del donante.
 
· En el caso de que tu pelo esté encapado, intenta cortar cada capa aprovechable por separado, es decir, cada mechón que tenga al menos 20cm de largo debe cortarse por separado para aprovechar así al máximo cada capa, en lugar de donar solo la capa más larga. 
 
 
DONAR PELO PARA NIÑAS
 
Si eres un/a niñ@ que quiere donar pelo específicamente para otra niña, tan solo tienes que especificarlo con una nota junto a tu donación, ya que las pelucas para niñas se fabrican con pelo de niñ@s. 
 
TU PELO PARA UN FAMILIAR O AMIGA
 
Si tienes una familiar o amiga cercana que necesite una peluca, puedes donar tu pelo a Mechones Solidarios para crear una peluca específicamente para ella. En ese caso, ponte en contacto con nosotros a través de la dirección de correo electrónico: mechonessolidariospelucas@gmail.com

Mi antes y mi después
El pelo bien os lo podéis cortar en casa con la ayuda de alguien o podéis acudir a alguno de sus centros colaboradores o eventos, donde os realizarán el corte por un precio simbólico de 5€. Desde mi punto de vista es una acción muy simple, muy bonita y con la que podréis estar ayudando a alguien que ahora mismo necesita todo el apoyo del mundo. Es una acción con la que dudo mucho que os arrepintáis, así que si estáis aún dudando en si donar o no vuestro pelo, desde aquí os animo a que lo hagáis. 

Si no sois de España, os sugiero que busquéis en Internet sitios en vuestros países que os atiendan para poder hacer la donación.

Muchas gracias por leer el post y si os animáis, espero que me lo comentéis aquí abajo y me contéis vuestras experiencias. 


¡Nos leemos!

Sil. 

1 comentario:

  1. ¡Hola! ¡Que genial que te hayas animado a hacer un cambio tan drástico! Espero que te guste y te acomodes pronto con tu nueva apariencia. Es una muy buena causa y no está de más superar miedos y complejos de vez en cuando. Felicidades (:
    ¿Tu cabello por debajo de la cadera? Wow! Debe ser genial. Yo nunca he tolerado tenerlo tan largo, tengo taanto cabello que después de cierto tamaño mi cabeza ya no soporta el peso :/
    Saludos

    ResponderEliminar