miércoles, 10 de mayo de 2017

Empezar a correr

¡Hola, audaces!


Bienvenidos a un nuevo post en el blog. Hoy, a petición popular, os voy a dar varios consejitos que a mí me ayudaron a empezar a correr. Lo cierto es que no soy una experta en el tema, ya me gustaría, pero lo que sí os puedo dar son consejos de primeriza que quizá os motiven a cumplir con vuestro cometido de empezar a correr.

¡Vamos a por ello!




1. Poco a poco. Sé que muchos queréis salir el primer día y empezar a correr 5 kilómetros, 10 o incluso media maratón como si nada, pero en la práctica no es así, si nunca has corrido ni un kilómetro, ¿cómo vas a hacer cinco del tirón? Correr, como toda actividad de resistencia requiere paciencia, aprender a controlarlos tiempos, saber nuestros límites y cómo alejarlos cada vez más. Mi consejo siempre es empezar corriendo pocos minutos y combinarlo con tramos andando. Sé que es aburrido a veces estar así y que os vais a sentir hasta un poco inútiles, pero todos hemos empezado así, poco a poco. El día que consigáis hacer vuestro primer kilómetro sin tener que parar a andar, veréis que os invade un sentimiento de plenitud que engancha y os llevará al segundo, al tercero, al cuarto... al kilómetro cuarenta y dos... Pero siempre poco a poco, no fuerces el cuerpo si no estás acostumbrado al ejercicio físico o podrías llegar a tener graves lesiones. Mi consejo siempre es empezar andando de cinco a diez minutos e intentar correr un minuto entero, conforme pasen los días tenemos que intentar aumentar el tiempo que corremos y reducir el que andamos hasta que tengamos la resistencia suficiente para hacer los kilómetros deseados del tirón.

2. Respira. No sé si a vosotros os pasa, pero a veces os juro que me olvido de respirar mientras estoy haciendo actividad física. Cada vez me ocurre menos, porque me centro mucho en controlar bien la respiración para hacer el ejercicio, porque he tenido malas experiencias quedándome sin la fuerza suficiente precisamente por no saber controlar cómo y cúanto aire respiro. Hacer ejercicios para controlar la respiración y ser conscientes de ésta es básico y nos puede librar de terminar completamente agotado o haciendo el ejercicio de mala manera. 

3. Calienta y estira. Parece una tontería, pero mucha gente se olvida de calentar y de estirar. Ambos ejercicios son super importantes, en el caso del calentamiento prepara el cuerpo para la actividad física que vendrá después y con los estiramientos lo que lograremos será que el músculo no quede dañado. Hay tablas de calentamientos y estiramientos en internet para corredores, dependiendo del nivel deberemos hacer unos u otros, pero SIEMPRE deberemos hacerlos. 

4. Equipación. Igual que para nadar necesitamos un bañador que se adapte al cuerpo y unas gafas que nos permitan ver bajo el agua, para correr vamos a necesitar ropa adecuada, que nos ayude con la transpiración y que en invierno nos resguarde del frío. Lo más importante son unas buenas zapatillas, en cualquier tienda especializada veréis que las zapatillas están organizadas según función, aunque seáis principiantes, id a la sección de "running" y elegid un calzado cómodo que se adapte al terreno que vayáis a pisar (bien asfalto o campo, quizá combinación de ambos terrenos) si tenéis dudas:preguntad a los empleados para que os aconsejen, normalmente suelen ser de mucha utilidad. 

5. Realiza otros ejercicios o actividades para reforzar tus músculos. Correr no lo es todo, os lo aseguro. Para no quemar los músculos y para poder hacerlos más fuertes no basta con correr, debemos combinar esta actividad con otras que hagan nuestros músculos más fuertes y flexibles. En mi caso yo suelo combinar el correr con clases de bici y yoga, además de sesiones de fuerza en las máquinas de mi gimnasio. Es fundamental llevar una tabla bien establecida para no sobrecargar grupos musculares y tener un buen desarrollo, así que siempre intenta pedir consejo a un especialista o entrenador personal. 

6. Una buena alimentación. Esto no sólo es obligatorio si quieres correr, sino para tu día a día. Un exceso de comida basura puede acortar nuestra vida, en el caso de que seas corredor, un exceso de grasas o azúcares puede hacer que tengamos un peor rendimiento o que nos ocasione algún tipo de malestar mientras corremos. Come de manera adecuada, bebe mucho agua e intenta no pasarte con los azúcares refinados y las grasas que no aporten nada a tu cuerpo, verás que correr con una buena alimentación es mucho más fácil y dinámico que si no paramos de comer comida basura. 

7. ¡Descansa!. Tan importante como realizar otras actividades deportivas es no realizar ninguna. Tus músculos deben recomponerse o podrías llegar a tener algún problema muscular que ocasionaría que dejases de correr. El descanso es parte del entrenamiento, no lo olvides, gestiónalo para descansar sobre todo el día después de grandes esfuerzos (yo por ejemplo siempre que tengo alguna carrera, descanso al día siguiente por el esfuerzo físico y mental que supone enfrentarte a un evento como estos). 

8. Busca a gente que te motive. En mi familia mi padre siempre ha sido el loco de las carreras, ahora yo tengo la enfermedad y no paro de meterle las ganas de salir a correr al resto de gente que me rodea. Así que mi consejo es intentar buscar a personas que estén también motivadas para hacer algún tipo de deporte, mejor si es salir a correr y sobre todo si podéis quedar con ellos para salir a correr sería ideal. Está demostrado que cuando compartimos alguna afición con alguien nos volcamos más en lo que hacemos, lo hacemos mejor y con más ganas. Si por desgracia nadie de los que está a tu alrededor tiene ganas de hacer deporte como tú, no desesperes, intenta encontrar gente online que te pueda motivar, además de acudir a eventos para deportistas que te hagan conocer a gente. ¡También puedes enviarme a mí correos si lo necesitas dejarme comentarios en el blog y yo encantada estaré ahí para animarte! 


9. Música. No hay nada que me motive más en este mundo que la música. De verdad, sin música yo no podría hacer nada de lo que hago y mucho menos correr. Sin mis auriculares y mi música no hay quien me haga correr ni cinco metros, de verdad, por eso os digo que elijáis vuestra música favorita y os dejéis llevar por ella. 

10. Cree en ti mismos. Sé que a veces es difícil y sobre todo luchar contra la pereza es todo un reto, pero si has empezado a correr es para superar una meta, no te rindas y apóyate, sin dudarlo, tú puedes hacer esto, no seas muy duro contigo mismo, sólo lo necesario para automotivarte. ¡Pero nada de autoflagelarse! 


Espero que estos consejillos os ayuden a empezar a correr y si os he motivado aunque sea para plantearos salir uno de estos días a intentarlo, ¡me lo hagáis saber! 

¡Nos leemos pronto!

Sil.

4 comentarios:

  1. Estoy deseando acabar los exámenes y unirme a correr. Besos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Bela!

      Pues ojalá termines pronto y puedas empezar a correr. Muchas gracias por pasarte por el blog.

      ¡Nos leemos!
      ;)

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Pues resulta que yo iba a empezar a correr porque necesitaba una vía de escape pero tuve que ir al médico por problemas de rodillas y me lo tiene prohibido hasta que se me pase... Asi que voy a tener que esperar, pero las ganas son reales y me apunto todos los consejos para cuando pueda empezar.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Lucía!

      Pues cuando quieras yo te puedo ayudar, también tengo varios problemillas en las rodillas, pero como no se me pueden curar, ya he desistido y entreno aunque con mucho cuidado para no fastidiarme más. Pero correr me ha servido para mejorar mucho el dolor que tenía antes y ahora aguanto mucho más incluso andar largas horas.

      ¡Nos leemos! ;)

      Eliminar