lunes, 18 de septiembre de 2017

Reseña: Un océano entre tú y yo de Alexandra Roma

¡Hola, audaces!

Bienvenidos y bienvenidas a un nuevo #LunesLiterario. El libro de hoy forma parte de la iniciativa de Adopta una Autora (que ya era hora de volver a traeros algo más de mi querida Alexandra Roma ) y en esta ocasión os traigo la reseña de Un océano entre tú y yo publicado por Esencia. El libro contiene una trama alucinante que te atrapa de principio a fin, llena de misterios, de giros, de tensión... Un libro que coges y no sueltas hasta que acabas. ¿Queréis que os cuente más en profundidad? ¡Vamos a ello! 


Título del Libro:
Un océano entre tú y yo




 
Título Original:
Un océano entre tú y yo
Autor/a/es:
Alexandra Roma
Género:
Romántica, Crimen, Narcotráfico
Encuadernación:
Tapa Blanda
Editorial: Esencia
 Nº de Páginas:
 384
 ISBN-13:   9788408137993
Comprar:
Un océano entre tú y yo

Sinopsis:

"Hugo Molina fue relegado de su puesto como oficial en la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO).

Los antepasados de Adriana Sierra ci­mentaron su fortuna gracias al narcotrá­fico en Vilagarcía de Arousa. Su padre, alcalde de la ciudad, pasa los días tra­tando de probar que la corrupción no se lleva en los genes. Dicha actitud pone a su familia en peligro, por lo que la joven se ve obligada a aceptar la protección de un guardaespaldas.

Hugo no tiene problemas para reprimir sus sentimientos hacia Adriana siem­pre que se mantengan a una distancia prudencial, pero cuando ella le hace participar en la investigación de la muerte de su hermana, el control se le escapará de las manos.

A pesar de que la primera regla de un escolta es no intimar con sus protegidos, el amor no entiende de normas y los protagonistas de esta trepidante novela se verán consumidos por las devastadoras llamas de la pasión."

     


CRÍTICA (PUEDE CONTENER SPOILERS QUE ESTARÁN OCULTOS):

Un océano entre tú y yo ha resultado ser el segundo libro que leo este mes sobre la relación entre un guardaespaldas y su protegida, si tengo que poner a uno por encima del otro, os aseguro que este libro le da mil vueltas al otro (os traeré la reseña de este otro el día 2 de octubre seguramente).

     En primer lugar creo que lo suyo es hablar un poco de los dos personajes principales: Adriana y Hugo:

     Adriana es la mediana de sus hermanas, una chica joven, fuerte, independiente y que quiere luchar por hacer algo en su pueblo y limpiar un poco el apellido Sierra en Vilagarcía de Arousa. Viene de una familia que amasó su fortuna con el narcotráfico por lo que la sospecha de que su padre, ahora alcalde del pueblo, esté desligado a esta mafia está siempre bajo lupa. Es por ello que éste está llevando a cabo una cruzada contra los narcos más importantes, mientras que su hija pretende conseguir los fondos para poder construir una clínica de desintoxicación. De la familia Sierra destacamos también a Lidia, la madre de Adriana y a sus dos hermanas: Elvira, la mayor y con aspiraciones políticas, y Olivia, la pequeña que vive en su pequeña burbuja superficial. (AY, OLIVIA....................................................)

     Por otro lado, tenemos a Hugo. Hugo trabajó en la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) pero debido a un percance en una misión ha sido relegado y ahora ha tenido que dejar Madrid para mudarse a Vilagarcía y servir como parte de la escolta de la familia que se encuentra bajo amenazas. Y cosas del destino, Hugo es elegido para proteger a Adriana y... Long story short... tanto tiempo juntos comienza a tener sus efectos en ambos.
  

«—Supongo que querrás estar sola. Me apartaré un poco para dejarte intimidad. Si necesitas mi ayuda, sólo tienes que llamarme. 
—Lo haré. De hecho, tú y yo tendríamos que buscar una especie de palabra o frase secreta para poder comunicarnos sin que nadie más se entere —bromeó.
—Has visto demasiadas series de televisión, Adriana. Tú grita mi nombre y, antes de que hayas terminado de decirlo, estaré a tu lado.
—¿Siempre?
—Bueno, si decides convocarme en mitad de la noche, fuerza más las cuerdas vocales y dame unos minutos para recorrer la distancia que nos separa.»


     La manera en el que ambos se conocen es de todo menos normal, lo cual nos otorga un momento de risas justo antes de que se desencadene una serie de acontecimientos que arrastran a Adriana a investigar el narcotráfico y el mundo que lo rodea. No quiero decir nada de lo que ocurre porque comentar cualquier mínimo detalle estropearía la trama, os lo aseguro. Lo que sí puedo contaros es que vamos de un punto a otro, de un desastre a otro, de una quizá mala decisión a otra hasta que la bola que tenemos fabricada nos arrastra. 

     Es admirable cómo Alexandra va dejando pequeñas pistas y aún así te sorprende en cada giro que da la historia, en cómo los personajes se van desenvolviendo y somos conscientes de que aquí, como en la vida real, nada es blanco o negro. Hay muchos matices de grises, los personajes no son enteramente buenos o enteramente malos, como en el mundo en el que habitamos y conocemos tan bien, al final lo único que tenemos son personas intentando sobrevivir, intentando hacer lo que ellos creen que es más correcto. Pero como siempre pasa, no siempre lo que creemos que es lo más correcto es lo indicado que debemos hacer.  


 «—No me extraña que estés robándomelo todo. Incluso mis latidos se han marchado porque quieren sonar en tu corazón.»

Quiero destacar las descripciones que hace Alexandra del paisaje, los pueblos y en general de todo Galicia. Por su culpa ahora estoy deseando visitarlo y ver todo con mis propios ojos, es fascinante, porque al final Galicia es otro personaje más en la historia. Un punto de acceso de la droga que durante mucho tiempo llenó los bolsillos de muchas familias muy pobres hasta hacerlos verdaderos capos de la droga y señores que tenían atemorizados o bajo control, gracias tanto al dinero como a la propia mercancía, a pueblos enteros. Es un tema fascinante y si os interesa el libro lo toca (aunque de forma ligera, si sois muy entendidos en el tema no contará nada que no sepáis #CosasDeCriminóloga). Aún así me gusta cómo se deja ver los distintos puntos y situaciones en los que la droga acaba dejando su marca, de manera sutil, pero a la vez tangible.

     La pluma de la autora es muy directa, lo que más me han gustado son muchos finales de capítulos en los que te deja completamente sorprendido y en los que te ves arrastrado buscando el siguiente para ver qué va a pasar a continuación (en mi caso he dejado hasta un poco de lado la relación amorosa porque estaba muy metida en el drama de la droga... ¡ES QUE JOLINES, QUÉ TENSIÓN!).

     Sin duda un libro entretenido, con una trama que acelera el corazón y un desenlace que os hará gritar... (y quizá querer matar a alguien.)


NOTA FINAL: 8/10

     ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis la misma opinión que yo?

¡No olvides dejar tu comentario!

 ¡Nos leemos!

3 comentarios:

  1. Hola!
    Pues lo tenía en mi lista porque leí uno anterior de la autora, latidos de una bala, y no me convenció nada, pero es que claro, despues de Hasta que el viento, es difícil superarlo!!
    Entonces, mejor que El protector? ;)
    gracias por la reseña, sin duda, suma punto
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Yo es que después de leer Hasta que el viento de devuelva la sonrisa me muero por leer todo lo que tiene esta mujer hahahah. Creo que aun tardaré un poquillo en leerlo, pero sin duda ninguna me haré con él en cuanto tenga ocasión.

    ResponderEliminar
  3. Holaaa
    De vez en cuando salgo de mi zona de confort con libros de este estilo, así que me le apunto para esas ocasiones porque creo que lo puedo disfrutar en esos momentos
    Muchas gracias por tu reseña ^^

    ResponderEliminar