viernes, 29 de septiembre de 2017

Review: Tercera Temporada de Narcos

¡Hola, audaces!

Bienvenidos y bienvenidas a un nuevo #ViernesDeVisionado hoy os traigo el review de la tercera temporada de Narcos, ¡al fin! Lo cierto es que esta temporada me ha gustado, pero a la vez he encontrado algunos puntos algo flacos en comparación con las dos anteriores. ¿Listos para el viaje hasta Cali? Os aviso de que este es un post con spoilers, entra bajo tu responsabilidad. 


Título de la película/serie:
Narcos

Título Original:


Narcos



Creador/a/es:
Carlo Bernard, Chris Brancato, Doug Miro, Paul Eckstein


Género/s:
Drama, Narcotráfico, Acción, Basado en hechos reales

Reparto:
Pedro Pascal, Brett Cullen, Juan Sebastián Calero, Matias Varela, Arturo Castro, Damián Alcázar, Francisco Denis, Alberto Ammann, Andrea Londo, Taliana Vargas, Matt Whelan, Michael Stahl-David, Juan Pablo Shuk, Javier Cámara, Miguel Ángel Silvestre...

Plataforma de Visualización:
 Netflix España

Duración:  Capítulos de 50 minutos 


Sinopsis: 

"Narcos es una serie web de drama criminal que fue estrenada el 28 de agosto de 2015 en Netflix.1​ La serie fue creada por Chris Brancato, Eric Newman y Carlo Bernard, y es una toma orientada en la vida del líder del Cartel de Medellín, Pablo Escobar.

La tercera temporada está centrada en el cártel rival de Escobar, el cártel de Cali y en las aventuras del agente de la DEA Javier Peña y su equipo para poder atrapar a los caballeros de la droga que se han hecho con el poder." 
 .                                                                                                        .

Este es un post con spoilers de la temporada:
Los que me conozcan saben que soy fan de Narcos desde la primera temporada (y del fantástico acento Colombiano que me sale por tantos años viendo series, películas y sí, no voy a negarlo, telenovelas colombianas) así que tras la segunda temporada la espera por la tercera me tenía completamente desesperada.

     Obviamente, sabía que no iba a ser igual que las dos primeras, eso estaba muy claro, nuevos personajes, nuevos escenarios y una manera muy distinta de llevar a cabo sus planes. Si con Pablo realmente nos muestran el inicio de un imperio, la picaresca de un hombre que no tenía mucho y sus sueños de grandeza, aquí nos encontramos ante el intento de un cambio, el tambaleo y la caída sin poder evitarse de otro imperio que en sus inicios se nutrió del cartel de Medellín. Volvemos a ver a muchos de los personajes que ya vimos en anteriores temporadas, destacando a los cuatro socios del cártel de Cali y a nuestro agente de la DEA favorito, Javier Peña.

     Respecto a los nuevos líderes tenemos a cuatro personalidades muy distintas:


  • Gilberto Rodriguez Orejuela. Líder del cártel y con una nueva visión para el mismo: hacerse legales. La idea que tiene Gilberto es que poco a poco vayan pasando sus negocios ilegales a negocios legales. Como podéis suponer no es tomado muy bien por gran parte del cártel e incluso se ve el enfrentamiento que tiene con su hermano por esto mismo. 
  • Miguel Rodriguez Orejuela. Para mí, Miguel ha sido el segundo que acata órdenes hasta que empieza a darse cuenta de que lo que su hermano quiere no le termina de convencer. También por culpa de Miguel tendremos más de una trama medio amorosa, medio de probar quién manda. Sin olvidarnos de su hijo David, que os juro a mí me ha tenido asustada durante toda la temporada. 
  • Pacho Herrera. Sin duda el más sanguinario de todos ellos. Vemos con Pacho varias escenas de terror y sangre que a uno le ponen la piel de gallina. Las escenas de Pacho me han gustado mucho, porque pese a su crueldad, en muchas de ellas ha habido cierta poesía que con el resto no hemos tenido.
  • Chepe Santacruz. Chepe es el cabecilla que reside en Nueva York para poder distribuir allí la droga, se acerca mucho a la crueldad de Pacho, pero no llega a tanto. De Chepe aprendemos mucho en cuanto a cómo lidiar con los cárteles rivales...
Así que como ya os he comentado, esta temporada se ha tratado sobre todo ese hilo de intentar pasar de la ilegalidad a la legalidad, un acto bastante inteligente, pero a la vez algo arriesgado. O eso es lo que nos hacen creer, pero claro aquí hay miles de actores y factores a tener en cuenta, por lo que nos vemos arrastrados en una lucha y carrera entre la DEA, que quiere atraparles, y los propios Narcos, no sólo evitando a la DEA, sino negociando su derrota con el Gobierno Colombiano. 

No voy a contar nada más de la trama, porque hay varios giros impresionantes con respecto a esta rendición y paso de la ilegalidad a la legalidad que merece mucho la pena ir a ciegas. Lo que creo muy oportuno es destacar a ciertos actores que me han impresionado tanto y GUSTADO tantísimo cómo han actuado que tengo que hacerlo...

En primer lugar, mi Pedro Pascal, como sabéis me encanta como actor. Esta temporada también ha estado impresionante, pero sin duda le he visto más calmado la primera mitad de la temporada, hasta que ha tenido que volver a sacar su Peña más Peña y da un final espectacular en el que quieres saltar dentro de la pantalla y darle un par de besos. 

En segundo lugar, tengo que destacar con letras mayúsculas a MATÍAS VARELA en su papel de Jorge Salcedo. IMPRESIONANTE. Os juro que llegó un momento en el que la única trama que me interesaba era la suya. Un personaje y un papelón increíble que te pone la piel de gallina, te llena de tensión, te hace saltar en el sofá, te contrae el estómago, te hace llorar, te hace gritar, de todo... De verdad, creo que ha sido el gran aliciente de esta temporada y sólo quiero darle las gracias por su trabajo. De verdad... un genio. 

Y no se puede hablar de Matías Varela y Jorge Salcedo sin Arturo Castro y su interpretación de David Rodriguez, el hijo de Miguel Rodriguez Orejuela. La dinámica que crean los dos personajes te mantiene en tensión todo el rato, sabes que al final uno de los dos va a morir, no sabes cuál, no sabes cómo, pero sólo eres capaz de notar que uno no va a poder vivir con el otro. El papel de Arturo dando vida a David pone la piel de gallina, es un personaje tan duro y al cual le importa tan poco matar que asusta, porque es muy real. Existe la gente así. 

Respecto a las incorporaciones de actores españoles, admito que Miguel Ángel Silvestre me ha gustado mucho, cada vez me gusta más como actor y eso que en los papeles que hacía en España no me terminaba de convencer, pero algo tiene en estos últimos papeles que ha hecho fuera que me ha encantado. Quizá sea que con el paso de los años no para de desarrollarse como actor y se nota. Por otro lado, tenemos a Javier Cámara, para mí uno de los mejores actores españoles de todos los tiempos, de verdad de la buena, soy fan de Javier Cámara desde Siete Vidas y creo que me he visto muchas de las películas en las que sale. Me encanta, pero en Narcos hay que decir que le pasa algo que rompe algo con su personaje... el acento. A ratos al pobre Javier se le va el acento Colombiano y la verdad es que te rompe un poquito la magia de la historia, no es el único al que le pasa (ocurre con casi todo el cast porque... ¡Oh, sorpresa! No son colombianos y colombianas, pero hay a algunos que se les nota mucho más como a Javier y a Francisco Denis). 

Del grupo de la DEA también tenemos que hablar de Chris Feistl y Daniel Van Ness, dos agentes que terminan formando parte del grupo que intenta acabar con el cártel de Cali y que recuerdan un poco a Peña y Murphy en sus inicios, pero a los cuales creo que no se les ha dado suficiente tiempo en pantalla como para que puedan terminar de lucir. Espero que en la cuarta temporada vuelvan y que esta vez sí, den mucho más de sí. 

En esta temporada, como en las anteriores seguimos teniendo los giros de guión, la tensión, la dramatización de cada escena hasta llegar a planos increíbles, el montaje con las imágenes reales que nos devuelven los pies a la tierra y nos hacen darnos cuenta de que eso ocurrió y ocurre aún hoy... pero si me ha faltado algo es ese aire poético, mágico y soñador que se le dio a las dos primeras temporadas. Quizá fue porque estaban basadas más en la figura de Pablo y su ensalzamiento como si fuese casi un dios, pero había ciertas escenas tan cuidadas, tan bellas, que te hacían suspirar. En este temporada lo que tenemos es mucha acción y menos momentos filosóficos o de tensión meramente psicológica, lo cual he echado de menos. 

Si algo tengo que decir de esta temporada, es que si bien no es como las anteriores y se extrañan ciertos personajes o momentos, nos otorga de nuevo una genialidad visual y una historia, que pese a estar llevada al extremo en ciertos momentos, es una historia real. 

¿Qué podemos esperar de la cuarta temporada? Lo cierto es que no lo sé, pero que se vaya a desarrollar en México sólo nos puede dar pistas de lo sangrienta que va a ser. Por otro lado, hace poco me enteré de que había aparecido muerto, mientras buscaba sitios para la localización del rodaje, el productor de Narcos Carlos Muñoz Portal, lo cual no sé si repercutirá en el rodaje o hará directamente que no se lleve a cabo. Desde aquí mi pésame a la familia y a todo el equipo que desarrolla la serie porque, como vemos, el problema sigue ahí y el que ellos lo hayan hecho mucho más visible, es un peligro para sus propias vidas y mucha más presión para los narcos que parecen haberse visto amenazados por la producción de la serie. 




¿Y vosotros qué opináis? ¿Habéis visto la serie? ¿Qué pensáis de ella?

¡Nos leemos! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario