lunes, 11 de diciembre de 2017

Reseña: Flores en el Ático de V. C. Andrews

¡Hola, audaces!

Bienvenidas y bienvenidos a un nuevo #LunesLiterario. Para el día de hoy os traigo una reseña de un libro que podemos ya catalogar como un clásico de la literatura. En su momento el libro causó una gran controversia y lo sigue haciendo porque toca temas bastante tabú como es la violencia hacia los niños ejercida por una madre o el incesto. ¿Preparadas y preparados para la reseña de Flores en el Ático? ¡Vamos a por ella!

Lunes Literario
Título del Libro:
Flores en el Ático



                                                   
                                   




 
Título Original:
Flowers in the Attic 
Autor/a/es:
 V. C. Andrews
Género:
Romántica (?), Incesto, Trauma familiar, Abuso de menores
Encuadernación:
Tapa Blanda
Editorial: Debolsillo
 Nº de Páginas:
 480
 ISBN-13: 978-8497597463
Comprar:
Flores en el Ático
Sinopsis
 "Desde su publicación en inglés en 1979, Flores en el ático se convirtió en un fulminante best seller y fue adaptada al cine con gran éxito.

Corre el año 1957, y los Dollanganger parecen una familia perfecta que vive sin preocupaciones en su idílica casa de Gladstone, Pensilvania... hasta que la tragedia llama a su puerta. Ocurre el día en que Christopher, el patriarca de la familia, muere en un accidente. Su viuda, Corrine, debe hacer frente al peso de una gran deuda que no puede asumir. Su única opción: regresar a la mansión de sus acaudalados padres en busca de ayuda. Su madre, Olivia Foxworth, la acoge bajo la cruel condición de que los niños se escondan en el desván.

De esta forma empieza el tormento de los hermanos Dollanganger -Cathy, Chris y los gemelos Carrie y Cory-, víctimas inocentes de pasiones prohibidas y condenados a vivir aislados del mundo."


CRÍTICA (PUEDE CONTENER SPOILERS QUE ESTARÁN OCULTOS):


Antes de empezar con la crítica del libro debo lanzar un mensaje: aquellas personas que hayan sufrido algún tipo de abuso deben saber que este libro contiene escenas tanto de abusos físicos y psicológicos, como violencia sexual. Por favor, si crees que este libro puede rescatar momentos muy duros de tu vida, no lo leas, hay cantidad de libros en el mercado que evitan estos temas y con los que disfrutarías mucho más, siempre puedes preguntar. ;) La lectura debe hacernos disfrutar. 

Flores en el Ático ha sido un libro que siempre ha estado en mi lista de clásicos pendientes, esa lista kilométrica de la que de vez en cuando voy tachando algún que otro título, pero era una saga que no terminaba de llamarme, hasta que finalmente lo ha hecho y he conseguido hacerme con cuatro de los cinco títulos que pertenecen a esta saga. ¿Cómo ha sido adentrarme dentro del universo de los Doll? Un total y absoluto infierno. No he podido evitar ser arrastrada por ellos, por sus emociones y por sus miedos, sobre todo sus miedos. 

Para poder entender bien esta obra, lo primero que tenemos que tener es una mente muy abierta y ponernos en el contexto de la época. ¿Por qué? En primer lugar porque es un libro del 79 y en segundo lugar porque está basado en los años 50, eso quiere decir que hay una cantidad importante momentos, comentarios y escenas en las que una, no ha podido sino llevarse las manos a la cabeza (os aviso de que hay cantidad de comentarios sexistas y de degradación a la mujer, además se intentan reforzar los modelos tradicionales de lo que debe ser un hombre y una mujer... algo que me ha ido clavando un puñal detrás de otro con cada página). Por eso es tan importante EL CONTEXTO de la obra, algo que no me cansaré nunca de decir y que nos ayuda a tener una mejor comprensión y análisis (sí, ahora sueno como mi profesora de Lengua del instituto, pero cuánta razón tenía la mujer...). 




«—Yo siempre pensé que, cuando se es mayor se sabe cómo salir de cualquier problema, que nunca se tienen dudas sobre lo que está mal y lo que está bien, pero nunca creí que los mayores se viesen a veces desconcertados y sin saber qué hacer, como nosotros.» 


 Es por ello que hay un montón de cosas que nos van a chocar con nuestra sociedad actual y hay otras que vais a ver reflejadas y que no han cambiado lo más mínimo (como el hecho de que Corrine, la madre de los cuatro niños tenga metido en el cerebro que ella debe ser la mantenida, que una mujer debe lucir siempre perfecta o que una mujer es un mero objeto de su marido).

Sin entrar en mucho detalle, porque describir a los propios personajes es en cierto modo hacer un pequeño spoiler, os diré que la trama gira, según mi punto de vista en relación a tres mujeres: La abuela de los niños, la madre y la hija mayor, Cathy. Es una lucha de poderes entre las tres mujeres y cada una es un prototipo de mujer. La abuela representa la rigidez, la fertilidad perdida y el agrio carácter que se supone que encierran las mujeres al pasar por ciertos acontecimientos en su vida que las hacen perder cualquier ápice de generosa madre. Corrine representa el intento de no dejar nunca de ser joven, esa imagen que nos inculcan desde pequeñas de que una mujer vale tanto así sea su belleza. Hay varias escenas en las que esto es tan extremo y desgarrador que a una le entran ganas de arrancarle la cabeza y esa cabellera rubia a Corrine... Y por último tenemos a Cathy, que representa el paso de la infancia a la adolescencia y ese despertar sexual, las primeras veces y el darse cuenta de que los adultos no siempre tienen razón ni saben más.

Son realmente estas tres fuerzas las que hacen que la novela avance y son sus interacciones las que te dejan al borde de la silla suplicando porque algo cambie, porque en algún momento las cosas mejoren... y justo cuando lo hacen, todo vuelve a caer.

Respecto a los personajes masculinos tendríamos la presencia del abuelo de los niños y padre de Corrine, se le representa como la máxima autoridad, un hombre inflexible, frío, duro, incapaz de perdonar. Encierra una masculinidad dominante bajo la que todo el mundo debe someterse, pese a la enfermedad que padece y su delicado estado es el gran enemigo de la obra. Christopher, el mayor de los hermanos representa otro tipo de masculinidad, una más intelectual y pausada, pero que acaba siendo corrompida por la represión a la que está sometido. Se justifica gran parte del comportamiento de Chris en el hecho de que es un HOMBRE y como tal tiene que acabar por desarrollar ciertos rasgos, como el de la agresividad (en relación a esta agresividad hay varios momentos en los que he querido que Chris se fuese bien lejos, porque madre mía qué paciencia ha tenido Cathy...). Chris tiene una relación muy poco sana con su madre, es su favorito, eso se deja bien claro a lo largo de toda la obra y también se refleja la fascinación que refleja su madre sobre él. Sin duda, Chris  sufre un cierto complejo de Edipo que acaba por volcarse en su hermana por el parecido que tiene con su madre.

En cuanto a los gemelos, representan a la perfección una infancia perdida, una ilusión rota y una mala socialización y la importancia que tiene el desarrollo infantil en sus primeras etapas para crear niños y, posteriormente, adultos, con sus capacidades sociales lo más ajustadas posibles al entorno. Se puede ver como además desdibujan la realidad para en ese entorno tan hostil como es el ático, poder tener la suficiente resiliencia para seguir adelante.


«—Oh, Christopher Doll, tienes unos ojos azules muy expresivos. Cuando salgamos de este lugar y estemos en el mundo, me dan pena las chicas que se van a enamorar de ti, y siento pena sobre todo por tu mujer, con un marido tan guapo, que conquistará a todas sus bellas pacientes y querrán liarse con él, ¡y si yo fuera tu mujer, te mataría si hubieras tenido un solo lío de faldas extramarital! Por lo mucho que te querría y lo celosa que me sentiría... Sería capaz hasta de obligarte a dejar la medicina a los treinta y cinco años.»

El siguiente punto se pude considerar spoiler si nunca se ha leído nada sobre de lo que trata el libro así que voy a colocarlo en oculto para aquellos desconocedores de ello, pero haciendo varias indicaciones que me parecen MUY necesarias.

(Si se centra la atención en la relación «amorosa» que tiene lugar entre los hermanos, desde ya os puedo asegurar que no es una relación sana, ni es algo que mientras se lee resulte agradable y no me refiero al incesto en sí. Hay ciertos momentos tiernos entre los dos, es normal, cuando comienzan las tensiones sexuales en un principio se relatan momentos hasta bonitos, pero todo tiene un horrible desenlace cuando Chris acaba forzando a Cathy para que tengan relaciones. Me leí tres veces la escena, horrorizada y sigo sin entender cómo es posible que haya gente que piense que esto es romántico. Chris viola a su hermana, le guste a la gente o no, es un hecho. Incluso después Cathy carga con la culpa diciendo cosas como "si hubiese cerrado mejor las piernas esto no habría pasado" es parte del discurso de la violencia sexual que se mete a las mujeres desde que son bien pequeñas y aquí puede verse hasta qué nivel afecta de verdad. Para mí ha sido uno de los momentos en los que he tenido que dejar el libro por unos segundos e intentar recomponerme, porque es una escena MUY FUERTE.

La pluma de la autora es densa en ciertos momentos, pero creo que eso en este caso ayuda a que nos podamos sumergir mejor dentro de ese claustro que encierra a los niños. Narrado desde el personaje de Cathy uno es consciente de cómo ella misma intenta justificar todo lo que ocurre, como incluso en los momentos en los que ella claramente no es la culpable y aún así el sentimiento de culpa que la persigue es demoledor. Ha sido un libro muy duro de leer, en el que cada página es un nuevo desastre para los niños Doll, para esos cuatro pequeños de pelo rubio, ojos azules y sonrisas que se han ido apagando poco a poco.

Aún así estoy deseando leerme el segundo para ver cómo sigue todo esto y porque hay una parte de mí que necesita saber qué va a ocurrir con ellos después de esto. ¿A qué cosas horribles se van a tener que enfrentar ahora? Eso sólo podré saberlo leyéndome el resto...

NOTA FINAL: 8/10

     ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis la misma opinión que yo?

¡No olvides dejar tu comentario!

 ¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Actualmente sólo me faltan dos libros para terminar la saga, y hasta el momento el libro más ¿doloroso? para mí, donde terminé en un mar de lágrimas es el segundo, mucho ánimo con la lectura, leélo lo antes posible, pues ahora tienes la lectura fresca del primero, y si dejas pasar el tiempo puedes tener una lectura conflictiva por no recordar ciertos aspectos del libro uno.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola.
    Tengo muchas ganas de leer este libro, toca temas muy interesantes, además es ya todo un clásico, casi todo el mundo habla maravillas de él♥
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola cielo!
    Puf, yo creo que estos libros no los voy a leer nunca. Hace un par de años mis compañeras de trabajo no paraban de recomendarlo, pero este tipo de historias no son para mí, demasiada crudeza supongo. Pero bueno, parece que a ti ha conseguido engancharte y me alegro.
    ¡Un beso!
    Lu.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Lo leí hace muchísimo y no me acordaba de la escena que has puesto del spoiler, la verdad... Sí que tienes que seguir con la serie, y ver la peli!! Pero vamos, aquí la única culpable de todo es la madre, vamos, no tengo insultos suficientes. Todo lo que se deriva de ello tiene que verse desde ese prisma, uf...de este libro tenemos que hablar en persona, jeje, que da para mucho :)
    un beso
    S

    ResponderEliminar