miércoles, 17 de enero de 2018

En mi maleta a Oporto...

¡Hola a todas y a todos!

Mientras leéis esto yo me encuentro por las calles de Oporto (Porto, Portugal) dando vueltas sin parar para ver todo lo que quiero en el espacio de cuatro días. Pero hasta llegar a este momento he pasado una semana planeando el viaje, el hospedaje, las rutas, el transporte y la maleta. En el post de hoy me quiero centrar en esta última para que si tenéis pensado ir, os vais o quizá ahora os entran ganas, podáis ver qué me he traído yo en este viaje. ¿Empezamos? 

¡Vamos allá!


     No voy a mentiros... este viaje no estaba para nada planeado. Pero para nada de nada. Lo que pasó es que en un arranque completamente loco que tuve me dieron ganas de viajar y por algún motivo acabé escogiendo Oporto. Así que hace apenas una semana y media me metí en un buscador de vuelos y luego en otro de hoteles, me armé de paciencia y en un día planeé y compré todo (en realidad día y medio...). 
     Como soy una persona a la que le gusta ir siempre a los sitios con distintas rutas preestablecidas para aprovechar al máximo el viaje, me puse a ello, trazando recorridos, marcando en mi mapa lugares a los que tenía que ir sí o sí y al final terminé con una planificación para cuatro días que no parece que vaya a estar nada mal. Con toda la planificación surgió el debate sobre qué llevarme o no llevarme y más aún teniendo en cuenta que viajamos en avión con cierta compañía que ahora ha cambiado su política de equipaje de mano... (EN FIN...). Por lo que estamos obligados a dejar la maleta de cabina en la bodega o pagar de cinco a seis euros por persona y trayecto. No queriendo pagar de 20-25€ más (dinero que utilizaremos para comer/visitar sitios allí), nos hemos visto forzados a compartir maleta de cabina y a no llevar nada que no se vaya a usar. Por lo tanto... aquí os dejo mi lista de cosas que voy a utilizar para mis cuatro días en Oporto. 
     En la maleta de cabina (que terminará en la bodega):
  • Dos jerséis 
  • Cuatro camisetas de manga corta
  • Dos pantalones
  • El pijama
  • Ropa interior
  • Unas chanclas (vamos a hotel, pero aún así prefiero utilizarlas)
  • Una miniplancha del pelo (para el flequillo rebelde que tengo)
  • Una toalla de microfibra (fina, pero que seca estupendamente) 
     En la bolsa de mano (que viajará conmigo en cabina):
  • La documentación
  • El billete
  • Los papeles sobre el hotel donde nos quedamos
  • Un chubasquero pequeño
  • La cámara de fotos (con su cargador y su tarjeta)
  • Las gafas de ver
  • La bolsita con los líquidos (de medidas 20x20 cm)
  • El maquillaje (realmente llevo tres cosas)
  • El móvil y su cargador
  • Un libro
  • Mi MP3
  • Una pequeña libreta (siempre llevo una encima) y un boli
  • Algo de efectivo 

     
Puesto llevaré otro par de pantalones, una camiseta y un jersey, además del abrigo y mis botas favoritas, ideales para los cuatro días de ruta y de no parar de andar. Como veis se trata de un equipaje muy sencillo, pero que cumple con mi cometido: descubrir la ciudad. 

     Espero que os haya gustado este post y que os haya servido para tener un poco de guía a la hora de hacer vuestra maleta. 









¡Nos leemos!


2 comentarios:

  1. Nunca he ido a Oporto, pero si he visitado Lisboa, y me pareció una ciudad preciosa :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      A mí Oporto me ha encantado, su zona histórica es pequeña, pero preciosa *___* Si tienes oportunidad de ir, no lo dudes :D

      ¡Nos leemos!

      Eliminar