domingo, 21 de enero de 2018

Entrevista a... Alexandra Roma (El club de los eternos 27)

¡Hola, audaces!

¡Bienvenidas y bienvenidos! Aún ando medio perdida tras el viaje a Oporto, pero tenía que subiros esta entrada tan especial. Por si no lo sabíais, mañana sale oficialmente el nuevo libro de mi autora adoptada, Alexandra Roma, aunque ya podéis encontrarlo en la web de Neo. Por este motivo, le pedí a Alexandra una pequeña entrevista en la que pudiese explicarnos un poquito más sobre esta novela que tanto ha amado escribir y que estoy deseosa de empezar a leer. ¿Preparadas y preparados para la entrevista?
entrevista a alexandra roma
Nombre de la autora:
Alexandra Manzanares
           
Pseudónimo/s:
Alexandra Roma
Obras publicadas:
Aura cambia las zapatillas por zapatos de tacón, Aura tira los tacones y echa a volar, Capturé tu mirada en una fotografía, Un océano entre tú y yo, Hasta que el viento te devuelva la sonrisa.
Nueva novela:
El club de los eternos 27
Fecha de publicación: 
22 de enero de 2018
Sinopsis
 «Julien Meadow era el chico de la eterna sonrisa, el que cantaba en el garaje con su hermano y el que se enamoró de unos ojos valientes ocultos tras una mecha rosa, los de Crysta. Nunca hubiera esperado que, a raíz de un vídeo subido a YouTube, llegara la fama. De repente, su voz inunda el mundo y su cara protagoniza todas las noticias. Julien debe hacer frente a un nuevo universo lleno de altibajos, lujo, descontrol y poder. Uno en el que te vuelves adicto a focos que queman y a palabras que muerden. Uno en el que echar de menos el abrazo de un gigante o que te besen con brochazos de pintura. Todo el mundo sabe que Julien Meadow es el cantante con más éxito del planeta. Solo algunos recuerdan que fue una persona..» 

En primer lugar, creo que es muy necesario que nos cuentes un poco sobre ti…
¿Cómo te presentarías a tus lectores, tanto los que llevan tiempo contigo como a los nuevos?
Me presentaría como una chica normal, madre de gatos, amante de la comida, consumidora compulsiva de series y libros, que le gusta viajar y es feliz cuando está rodeada de risas.

¿Podrías hablar un poco sobre ti y tu trayectoria como escritora?
Antes de escribir era una ávida lectora con mucha imaginación que tenía fritos a los perros callejeros de su pueblo de tanto inventar historias con ellos, y con sus pulgas para desesperación de mi abuela. Comencé a escribir cuando terminé de leer una novela y me horrorizó su final. Decidí que quería probar, dar vida a los personajes que durante tanto tiempo me susurraban, ponerme detrás del teclado. Y me topé con una negativa. Y otra. Y otra. Y otra. Muchísimas. Tantas que a veces pensaba en tirar la toalla, que las letras no estaban hechas para mí, pero no podía parar de crear. Cuando tienes el sueño más bonito del mundo rendirte no es una opción.
Cada vez que me rechazaban un manuscrito el drama llegaba a mi vida. Al día siguiente volvía a intentarlo hasta que una mañana, que no parecía más especial que otra, la editora de Planeta Esther Escoriza me llamó para cambiarlo todo y darme el regalo más bonito del mundo, mi hada madrina.


¿Qué autores o libros son los que más te han inspirado o marcado a lo largo de tu vida?

¡Muchísimos! Cada escritor, cada libro que ha calado, me ha regalado experiencia, sentimientos, lágrimas, sonrisas… Todo. Sin embargo, si tuviera que elegir diría que J.K Rowling y Stephanie Meyer. Harry Potter fue el primer libro que leí y me mostró un universo desconocido ante el que caí rendida y Crepúsculo la primera novela romántica que me enseñó que el amor puede estar contenido en páginas donde sientes que tu corazón se acelera, frases que te erizan la piel y una trama con la que terminas perdidamente enamorada de un vampiro (Edward, suspiro).

¿Siempre has querido escribir o ha surgido con el paso de los años?
Ha surgido con el paso de los años y ahora sé que no podré parar nunca. Es adictivo, mágico, lo mejor que te puede pasar.

¿Tienes algún ritual de escritura? ¿Velas, té, música…? ¿Eres más escritora mapa o brújula?
Tengo pocos rituales. Puedo escribir en mi PC, la Tablet o con mi letra de médico en una de las decenas de libretas cuquis que me regala la gente que me quiere, confía en mí y me impulsa hacia arriba porque saben que mi sueño es volar algún día, ser astronauta o descifrar el lenguaje de los pájaros. Lo que sí que se repite siempre es que busco una melodía, una canción o unas notas arañadas que para mí sean ellos, los protagonistas, y la pongo en bucle durante sus escenas.
En cuanto a la segunda pregunta, soy una mezcla de ambos. Sé el inicio, el final y la emoción en la que me quiero sumergir. Luego soy una facilona y dejo que los personajes manejen el ritmo, las escenas, su historia, porque al final son ellos los que la cuentan y yo simplemente transcribo.
Centrándonos en la nueva novela…
¿De qué trata esta nueva novela «El Club de los Eternos 27»?
El Club de los Eternos 27 es una novela que se centra en la cara oculta de la fama, la que existe detrás de los focos, cuando el brillo desaparece y lo único que queda es la persona. Hace referencia a la leyenda negra del mundo de la música, el Forever 27 Club, que habla de todos los célebres artistas que fallecieron a esa edad consumidos por su arte, por lo que lo envuelve, por los desfases, por la ausencia de sentimientos, por el poder de una estrella que te absorbe y te guía hasta un agujero negro.

¿Para qué tipo de lectores recomendarías esta nueva obra? ¿En qué género lo encajarías?
El Club de los Eternos 27 es una novela romántica, sentimental y dramática. Se la recomendaría a todos aquellos lectores que se quieran enamorar, reír, sufrir y ponerse en la piel de aquellos a los que sonríen delante de una cámara y lloran por dentro.

¿Qué puedes contarnos sobre sus protagonistas?
  • Describe a Julien en tres palabras: Desconfiado, melancólico, enfadado. 
  • Describe a Crysta en tres palabras: Luchadora, creativa, protectora.

Centrando la atención en Julien, ¿Qué crees que tiene este nuevo personaje que te ha tenido tan cautivada? ¿Qué defectos le sacarías?
Es complicado de expresar. Julien Meadow ha sido, es y me temo que será el personaje con el que más conexión he tenido. Justo hoy lo comentaba con mis compañeras/amigas del trabajo mientras comíamos y, como siempre que hablo de él termino con los ojos empañados y echándole muchísimo de menos, han llegado a la conclusión de que para mí es real, ha existido, y que, aunque suene un poco loco, sigue aquí, dentro, en el lugar que se ha ganado por derecho y nunca abandonará.
¿Un solo defecto? ¡Tiene decenas! Y no hablo de los chistes malos con los que quería arrancarle la cabeza. No. Posiblemente Julien toma todas las malas decisiones del mundo y, aun así, conociendo su peor versión, le comprendía y lo único que quería era que fuese feliz, que lo lograse. Verle sonreír de nuevo era una necesidad. Eso es lo que tiene de especial. Sus imperfecciones. No poder contar con los dedos de ambas manos todos sus errores y que siguiese siendo especial, único, él. Persona.

¿Qué te inspiró para querer escribir esta historia?
Una serie de pistas que me fueron llegando a lo largo de un par de años. La primera llegó cuando hice las prácticas del master de dirección cinematográfica en una ficción nacional. Mi función era llevar a los actores. Una tarde mientras estaba en el camerino con una actriz esperando a que nos llamasen por el walkie a escena se puso a llorar, rota, agobiada por la prensa, por los mensajes de las redes, por todo. Por aquel entonces iba a publicar Un océano entre tú y yo y no existía nadie a mi alrededor que no lo supiera. Cuando la calmé, ella me miró y me dijo: “¿Por qué no haces una historia sobre esto, sobre el otro lado de la fama? ¿Por qué no les recuerdas que somos personas?”.
Todo se quedó ahí, en ese instante que se perdió en cuanto nos llamaron y tuvimos que salir al set, pero sus palabras se instalaron en mi interior y me acompañaban. Hasta que llegó Justin Bieber. No era fiel seguidora del cantante, me gustaban algunas canciones, nada más. Escuché algunos temas de Purpose en la radio y terminé comprándome el disco. Una mañana, en el eterno atasco de Madrid rumbo al trabajo, lo puse, alto, para despertarme. Y llegó su voz, la canción, el tema en el que uno de los artistas más cuestionados pedía lo mismo que ella, suplicaba al mundo que recordasen que era humano.  “My life is a movie and everyone's watching”, “It's like they want me to be perfect but they don't even know that I'm hurting” o “Don't forget that I'm human, Don't forget that I'm real”, fueron las frases que me activaron. Ahí estaba. El sufrimiento. El dolor. Lo enrevesado de la fama que provoca que nos creamos con derecho a juzgar, dañar, a olvidar que ellos tienen corazón, y algunas veces los latidos les pueden doler.
¿Qué mensaje quieres transmitir con esta novela?
Es una oda a las personas en un mundo en el que parece que cada vez tienen menos valor. Recordar que no son imágenes proyectadas en una pantalla. Que son carne, huesos y sentimientos. Que lloran, ríen y necesitan un abrazo que les salve la vida.

¿Tiene alguno de los personajes inspiración en la realidad?
La verdad es que no. Solo existen en mi imaginación. Por una vez no hay musos, aunque si hubiera conocido antes a Sergio Castellanos podría haber sido un perfecto Julien (Risas.). Es la primera vez que no hay imágenes descargadas, nada, solo lo que yo veía en mi imaginación, su sonrisa, esa que me hace temblar cuando la recuerdo.

¿Cuál es la escena que más te ha costado escribir de esta novela? (Sin spoilers, por favor)
¡Sin spoiler es imposible! Solo diré que hay un beso en la frente, dos frases y que no sabía que era físicamente posible llorar tanto.

¿Cuál la que más te ha gustado escribir? (Sin spoilers, por favor)
El “Te quiero” más bonito que he escrito y es que, cuando esas dos palabras quieren salir, tú no las manejas, nacen solas, en una escena que no tenías planeada y te demuestran que el amor a veces tiene cara, tacto y una mirada de la que nunca te olvidarás.

¿Cuánto tiempo tardaste en desarrollar la novela, desde que surgió en tu mente hasta que pusiste punto final?
Más o menos un año entre escribirla, pulirla y editarla.

¿Vamos a tener segunda parte de «El club de los eternos 27»?
No, El club de los eternos 27 es una novela autoconclusiva.

Sobre tus otras obras…
¿Qué crees que has cambiado a la hora de escribir desde que empezaste hasta llegar a «El club de los eternos 27»?
He cambiado yo. Al final escribir es un proceso íntimo y los autores dejan trocitos de su corazón, de su manera de entender el mundo, de sus sentimientos en las páginas. Vas evolucionando. Aprendiendo. Encuentras sensaciones. Creces. Y eso es lo bonito. Averiguas lo que te gusta y cada novela la disfrutas más porque esos personajes te permiten conocerte.

Si te diesen la opción, ¿reescribirías alguna de tus novelas?
¡Todas! Y sería un error. Porque tú no eres la misma y tienes que dejar que los finos granos sigan cayendo por el reloj. Los libros son sensaciones ancladas en el tiempo y, aunque ya no sientas de la misma manera, te demuestran que una vez lo hiciste, que tenías eso dentro.

¿Algún tema o género sobre el que crees que nunca escribirías?
¡Fantasía! Es uno de los géneros que más me gustan, pero me veo incapaz de inventar todo un universo. Ojalá tuviese ese don.

¿Qué proyectos tienes ahora en mente? ¿Estás desarrollando alguno?
Julien me dejó una resaca emocional que me ha tenido casi un año sin escribir. Corrijo. Escribiendo historias que no me llegaban, al menos no a su nivel, y era injusto no darles a esos personajes todo lo que se merecían. He empezado casi una decena de historias que he dejado en el camino y, llegados a un punto, paré, frustrada, triste, un tanto desesperada, pero sabiendo que era la mejor decisión. Y entonces, hace un mes llegó un mapa de estrellas, un perro que se llama Sherlock y un gato que se llama Lennon, dos continentes, un colgante con forma de reloj de arena, cenizas y ellos. La novela que me ha devuelto la ilusión, y no sé cuánto tardaré en terminar ni si saldrá a la venta, lo único que tengo claro es que cada vez que me siento detrás del ordenador disfruto, que les llevo conmigo a cada instante y a veces me río, los ojos se me empañan o se disparan las pulsaciones en el coche cuando me viene alguna de sus conversaciones, porque su amor… Su amor es el regalo que nunca pedí a una estrella fugaz porque no sabía que existía.
¿Algún consejo que le darías a los nuevos escritores o aquellas personas que se están planteando escribir?
Que escriban. Mucho. Con determinación. Disfrutando de cada línea. Publicar es lo de menos. Lo más importante es que vivan a los personajes, que lo hagan con toda la potencia que les permita el corazón, porque cuando terminen se darán cuenta que lo más bonito es el tiempo que han pasado a su lado.
¿Sabes que es lo bueno de escribir? Que es algo que nunca te van a poder quitar. Nadie. Ni siquiera el mundo. Lo puedes hacer en folios desgastados, en la arena de la playa, en servilletas… Donde sea.

Para terminar, ¿qué le dirías a alguien que quiere leerte por primera vez?
Le daría las gracias por darle a una oportunidad a mis letras, mi imaginación y los personajes que van a volver a cobrar vida en su mente.

    


¡No olvides dejar tu comentario!

 ¡Nos leemos!

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Me encanta la autora, gracias por compartir la entrevista.
    Un besin :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Un placer hacer este tipo de entrevistas! Sobre todo con autoras como Alexandra, la verdad.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    Una autora que me encantaría leer sus obras 💖 Qué lástima que no he dado con ninguna cuando voy a la librería, pero no dudo en darle una oportunidad pronto.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomiendo Hasta que el viento te devuelva la sonrisa, fue premio Neo y con razón, es alucinante.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar