miércoles, 30 de enero de 2019

Reseña: La Locura de saltar contigo de Silvia Sancho

¡Hola, audaces!

Bienvenidas y bienvenidos a una nueva reseña. Hoy os traigo la reseña de La Locura de Saltar Contigo de Silvia Sancho, ¿vamos a por ello?

Lunes Literario
Título del Libro:
La locura de saltar contigo
        
Título Original:
La locura de saltar contigo
Autor/a/es:
Silvia Sancho
Género:
Romántica, Erótica
Encuadernación:
Tapa blanda
Editorial: Phoebe
Nº de Páginas:
378
ISBN-13: 978-8416970926
Comprar:
La locura de saltar contigo
Sinopsis
 "Una boda. Un montón de chupitos. Un Porsche aparcado en una calle oscura. El mejor amigo del novio. El hombre con el que no debía acostarme. El que iba impecablemente vestido con un traje gris y una camisa blanca almidonada. El dueño de unos ojos verdes que hablaban más que su irresistible boca. El socio más joven de su despacho de abogados. El mejor hombre con el que he estado en la cama. Una locura. Las huellas de mis uñas en el salpicadero de su coche como prueba. Un problema de los grandes. Él era inalcanzable. Yo estaba rota."
CRÍTICA (PUEDE CONTENER SPOILERS QUE ESTARÁN OCULTOS):

Si hace unos meses os dejé por aquí la reseña del primer libro de esta serie (El verano que aprendimos a volar) hoy os dejo la reseña del segundo en el que retomamos el hilo de Natalie y Dani que comenzaban sus andaduras en mitad de la historia de Lara y Asier. La chispa que surgió entre ellos y que hizo que les pusiese ojitos ya desde el primer libro de la serie (lo admito, soy de secundarios... always and forever) se ha transformado en toda una explosión en este segundo.
    Natalie fue a la que mejor conocimos durante la estancia de Lara en el camping o eso creímos, porque debajo de esa personalidad tan fuerte que tiene nuestra chica, descubrimos mucho más. Muchísimo más. Natalie es una chica alocada que carece de filtro, con unas ganas locas de comerse el mundo, de improvisar y de simplemente pasar un buen rato y ser feliz. Sin embargo, no todo en la vida de Natalie ha sido tan bonito y bajo esa apariencia de "sudar" de todo nos encontramos a una mujer herida y que sufrió demasiado en su pasado, un pasado que se nos irá desvelando poco a poco hasta llegar a una carta... Una maldita carta que nos dejará sin aire.

     A Dani, por su parte, ha terminado siendo uno de mis TOP en cuanto a personajes masculinos dentro de la romántica. Es un buenazo, porque lo es, pero no cae en el tópico de como soy buenazo soy soso, soy tonto o no soy capaz de entrar en el juego. El abogado de ojos verdes sabe lo que se hace, es bueno en sus argumentos y lo que más me ha gustado es que es bueno en su relación con Natalie. Desde el principio Dani se siente atraído por ella, quiere más de ella, pero nunca obliga a Nat a nada, deja su espacio, deja que ella quiera acercarse o alejarse (pese a que le vemos sufrir, nunca le impone nada). La genialidad del personaje de Dani es que sabemos que se muere de ganas por tener algo más con Natalie y es capaz de ver que ella está herida, de saber que necesita ayuda, y pese a ello nunca la fuerza a hacer nada, simplemente permanece a su lado cuando ella le necesita, intenta buscar la ayuda que precisa y es paciente. 
     El enganche que tiene este historia es que pese a tratarse de dos personajes tan opuestos encajan a la perfección, existe una complementariedad que les aporta al otro lo que necesitan para equilibrarse. Si Natalie está loca de remate, Dani intenta poner cordura; si Dani es incapaz de dejarse llevar, Natalie le obliga a despegar los pies un poco del suelo. Es una dinámica muy equilibrada en la que somos capaces de ver a estos dos personajes adultos ser compañeros el uno de la otra.
     Si bien tengo que advertir desde ya a lectores y lectoras de que en un principio esta sintonía entre los personajes no la vais a percibir más allá de las sábanas, pero no os quedéis con las escenas de sexo: analizad las escenas de sexo. Un problema que creo que tienen muchas novelas de romántica es pecar con la cantidad de escenas de sexo y el por qué ocurren (además de por la presión de las editoriales para que las incluyan y parece que últimamente cuanto más gráficas, que no quiere decir mejor relatadas o más eróticas ¡ATENCIÓN!, parece que mejor), en esta novela sí que es cierto que el principio de la relación parece ser solo sexo y es porque... ES SOLO SEXO. La propia Natalie lo aclara desde un comienzo, sin embargo, poco a poco vamos viendo cómo el mecanismo de no hablar y enfrentar sus emociones termina por no funcionarle, lo que hace que la relación avance y con ella nuestra alocada protagonista.
     Respecto a nuestros personajes secundarios desde ya os digo que tanto la familia de Natalie, como la madre de Dani, como las compañeras de piso de Natalie, se merecen su propia historia, ¡es que no sabéis para la de momentos que dan! y lo que ayudan a, en ciertos momentos, hacer que la tensión se afloje y nos echemos un par de risas.
     Escrito en primera persona y con el toque de Natalie salpicando cada palabra Silvia Sancho ha conseguido con el mismo libro hacerme reír, llorar, querer matar y gritar al cielo; y es por eso que me ha encantado empezar el año con Natalie y con Dani. Gracias por esta historia, Silvia y esperamos mucho de la siguiente (sin presión, deja que Sergio y Greta fluyan).

NOTA FINAL: 9/10

     ¿Lo habéis leído? ¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis la misma opinión que yo?

¡No olvides dejar tu comentario!

 ¡Nos leemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario