miércoles, 5 de octubre de 2016

Sequía lectora

¡Hola a todos y a todas!

Este #MiércolesDePost tenía algo de miedo al lanzarlo, pero opino que no debería tener miedo a explicar algo que creo que últimamente le está pasando a muchísima gente: la sequía lectora. Han quedado atrás esos días en los que era capaz de leerme hasta dos libros en día y medio, últimamente soy incapaz de leer algo que de verdad me guste. Sí, no puedo evitar que alguno de los libros que me he leído últimamente me guste, pero no encuentro libros que me apasionen, que me muevan. 


El principal problema que me estoy encontrando es que todos los libros me parecen iguales, que todos muestran personajes demasiado similares o escenas casi clavadas que me cansan y que me hacen aborrecer y aburrirme con los libros a las 30 páginas. No sólo me encuentro con eso, sino que además últimamente me he encontrado con libros mal escritos, y no me refiero a que no me haya gustado la manera de escribir de algunos autores (que también) sino que me he encontrado últimamente con libros que no han sido revisados, porque no me explico las faltas de ortografías y gramaticales que me he encontrado en algunos de ellos. 

Hoy os lanzo una pregunta desde mi pequeño blog, ¿qué ha pasado con los libros? ¿Qué están haciendo las editoriales? ¿Vale ahora todo? ¿Vale más la fama de un autor que su calidad?  Y para mí lo más importante ¿es verdad que los lectores compran todo?

No quiero hacer sangre con ningún autor, ni con ningún libro, ni con ningún lector, pero ¿soy la única que siente esto? Me entristece, porque durante mi adolescencia, de verdad que encontré auténticas gemas, auténticos regalos para la mente lectora que me han acompañado durante estos años y, no vamos a negarlo, han puesto el listón muy alto. Pero de ahí a estar en la situación en la que estoy ahora en la que no paro de abandonar libros y más libros en la estantería y en la que estoy dejando de comprar , porque además del precio desorbitado de los libros, veo que todos son copias y que todos son intento de algo a lo que ninguno consigue llegar. 

O quizá esto es sólo una reflexión de una mente a la que ningún libro consigue emocionar desde hace años... 

¿Vosotros qué pensáis? 

¡Nos leemos!

Sil.


4 comentarios:

  1. Hola guapa!
    Te entiendo, yo en verano tuve una época así y tienes mucha razón sobre os libros mal escritos. No sé si es que las editoras no los revisan porque hay cada uno que me hacen sangrar los ojos y eso es motivo para que pierda el interés porque ya no puedo meterme de lleno.
    También tengo alguno abandonado que compré antes que me diera el pequeño parón lector y hasta dejé de comprar libros, la verdad que ninguno me atraía lo suficiente en ese momento.
    Por suerte he vuelto renovada. Creo que es bueno tomarse algún descanso de vez en cuando :)
    Me ha gustado mucho tu entrada ^^
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero, ¡muchas gracias por comentar, Samantha! Como ves me di un gran parón a la hora de leer libros y de actualizar el blog, creo que estaba saturada, pero tras estos tres meses, vengo con fuerza y muchas ganas, aunque aún estoy algo reacia con algunos libros que en su momento me moría de ganas por leer.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Estoy absolutamente de acuerdo en todo lo que has dicho y es que te entiendo perfectamente. De hecho mi sequía duró varios años. En mi adolescencia era capaz de leerme dos libros como tú dices en un día y tenía ese gusanillo de cuando empezabas una historia nueva, incluso los que no me gustaban del todo, los recordaba con cariño. Pero ahora creo que todo está ya publicado, las historias siempre son las mismas y personajes que a veces ni siquiera tienen sentido dentro de una trama. No debería ser así pero desgraciadamente lo es; supongo que eso le pasará a toda lectora, por eso ahora me he animado a escribir mi propia historia. Al menos podré ilusionarme como antes con mis propios personajes.

    Un besazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Alice!
      Pues la verdad es que estoy viendo que le está pasando a mucha gente, así que tampoco me he preocupado mucho durante estos meses, eso sí, sigo con la sequía que no me abandona T_____T no sé ya ni dónde mirar libros.

      ¡Un beso!

      Eliminar