viernes, 31 de diciembre de 2021

Gracias


Si hay una palabra con la que quiero terminar el año es con esta: Gracias. Y lo digo de verdad y no cargada con una falsa modestia o buscando quedar bien. 

Estoy plenamente agradecida por todo lo que me habéis dado este 2021 y pese a todo lo que he perdido (entre ellas el fallecimiento de mi perrita a la cual recuerdo cada día y me sigue doliendo enormemente no ver cuando me despierto), la balanza se inclina hacia lo bonito que me habéis hecho vivir y sentir.

Y gran parte de lo que me habéis brindado y me brindáis día a día ha sido por ellos dos. Confieso (como he confesado tantas otras veces) que publicar la bilogía Mil Primaveras ha sido para mí un cóctel de emociones increíble.

He vivido con emoción, histeria, con miedo (bueno, con auténtico pánico) la salida de los dos libros. Es lo que tiene una autoexigencia que extenúa, que te hace sentir como esa niña pequeña a la que preguntaban la lección en clase y se quedaba en blanco. Y es que puede parecer que lo tengo todo bajo control todo el rato, pero nada más lejos de la realidad y es que aquí donde me veis soy una persona a la que no le gusta renunciar a nada y eso acaba teniendo un precio. 

Y pese al terror, a los imprevistos, a las horas editando y maquetando a contrarreloj (incluso en las pausas de la comida en el trabajo tras haber engullido en diez minutos el plato de comida), me lancé. Lo hice porque estaba y estoy cansada de quedarme siempre con las ganas de hacer cosas que me apasionan y escribir es una de ellas. 

No sabría explicarle a alguien que nunca se ha dejado enredar por la escritura cómo me siento cuando me planto delante del portátil o cuando cojo un bolígrafo y un cuaderno o cuando en las notas del móvil plasmo lo que siento; pero es algo pleno, es como si todos esos pensamientos inconexos de mi cabeza al fin tuviesen un significado, como si todas esas voces tan parecidas a la mía, pero tan diferentes tomasen forma y lo hacen... vaya si lo hacen. 

No seré la mejor con las letras, los personajes y las emociones; puede que mi pluma nunca ascienda o trascienda, pero poco me importa. ¿Sabéis que es lo verdaderamente importante para mí? Conectar con la gente. Y nunca pensé que con algo escrito por mí lo haría... pero ha ocurrido, se ha obrado el milagro

Completas desconocidas me han mandado mensajes privados contando lo que les estaba pareciendo la novela y no solo eso, a través de la historia de Susana me han contado la suya propia. He llorado con muchos de esos mensajes y por ver que personas que ni conozco se veían en mis libros. No sé expresar mejor todo lo que me habéis hecho sentir... es algo que no tiene palabras y eso que me paso los días perdida entre ellas. Es una conexión tan visceral la que siento cuando me paso horas o días hablando con lectores y lectoras de todas partes del mundo y se abren en canal a mí... porque saben que los entiendo, porque esos personajes les han hablado también a ellos y han logrado imitar esa fortaleza para dar también el paso y hablar con alguien de lo que les duele. 

Uno de los mayores logros de mi vida no ha sido escribir estos dos libros, ha sido poder conectar con tanta gente y tantas circunstancias diferentes con solo 27 letras y una lengua común que más que nunca significa unión. 

Así que si tengo que terminar de algún modo este 2021 es dándote las gracias a ti, sí, a ti. Tú que compartes conmigo esta experiencia mágica que solo los libros pueden otorgarnos. 

Gracias por este 2021 y espero que nos sigamos leyendo en el 2022.

Con amor y letras,

Silvia 🌸

2 comentarios:

  1. Me emociona leerte. Me alegro muchísimo que hayas cumplido uno de tus sueños. Es maravilloso ese momento en el que los lectores nos identificamos con una historia y unos personajes, que no se pierda esa magia que se crea entre autor y lector... Te deseo todo lo mejor para este 2022. Y por supuesto voy a echarle un ojo a tu historia para ver si encaja en mis gustos y darte una oportunidad, que no sabía nada de que hubieras publicado. Feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Silvia. Que bonitas tus palabras. Yo me alegro mucho poder descubrirte este año. Ha sido una verdadera sorpresa tus dos libros me han encantado y sabes por que te lo comente mucho por Instagram. Tambien ha sido lindo poder conocerte virtualmente y poder hablar contigo mientras leia las novelas. Espero puedas escribir mas y conocer una nueva historia. Un saludo desde Puerto Rico aqui en mi corazon la historia de Susana siempre la tendre.

    ResponderEliminar