martes, 7 de septiembre de 2021

Rutina nocturna (+ consejos para sacar provecho a tus noches)

 ¡Hola a todo el mundo!

¿Cómo va la semana? Espero que muy bien.

El domingo pasado subí al canal un vídeo en el que os contaba mi rutina nocturna y es que creo que para tener un buen día es primordial pasar una buena noche y eso comienza antes de lo que pensáis.

   Desde pequeña he tenido bastantes problemas para adherirme a rutinas y horarios, sí, en el plano académico y en mi trabajo siempre cumplo, pero en mi día a día me cuesta una barbaridad. Creo que se debe a una mezcla de factores pero hay dos principales: la pereza y mi capacidad de abstracción. 

   El pecado capital estoy intentando eliminarlo, es algo arduo, aunque estoy en ello; lo que llevo peor es la capacidad de evadirme. Os juro que hay momentos en los que pierdo completamente la noción del tiempo, es como que mi cabeza desconecta por completo del cuerpo y para cuando quiero darme cuenta ya ha pasado una hora. Es por ello que uno de los primeros consejos que os voy a dar para la vuelta a la rutina es: el uso de alarmas.

   Puede parecer una tontería, sin embargo, desde que las uso gestiono mejor eso de no perder el tiempo y de centrarme en hacer una actividad en X minutos u horas. Así, entre tú y yo, ¡tengo puestas las alarmas hasta para que no se me olvide hacer las comidas!

   Así que con mi alarma de las 20 horas es cuando arranca realmente mi rutina nocturna y cuando dejo de lado mi ordenador. Lo primero que hago es algo de deporte y es que todas las horas que paso sentada, más de diez de media, pasan factura (mucha). Así que lo que suelo hacer es salir a correr o andar cuando el tiempo me lo permite o en su defecto quedarme en casa y hacer alguna rutina de ejercicios (mis favoritos son las clases de Aerobic, me lo paso genial con ellas. También con el yoga o incluso con zumba). 

   Utilizo estas horas para poder evadirme, aquí sí que lo puedo hacer sin remordimientos y en muchas ocasiones es durante los propios entrenamientos físicos que más creativa soy. Eso que dicen de Mens sana in corpore sano, es totalmente cierto. No sabéis la de desbloqueos mentales que me ha solucionado un simple paseo.

   Cuando termino mi hora u hora y media de ejercicio vuelvo a casa y antes de meterme en la ducha lo que me gusta hacer es preparar la comida para el día siguiente. Ya sea porque tengo que ir a la oficina o me quede en casa, me gusta tenerlo todo claro la noche anterior y, de este modo, todo se simplifica mucho más. Uso también estos minutos para calentar un poco de agua y hacerme un té, suele ser verde, aunque en ocasiones en las que estoy más estresada lo cambio por alguna tila que me relaje y me ayude a dormir. 

   Una vez está todo listo en la cocina, me marcho a la ducha. No suelo hacerlas muy largas y en unos cinco o diez minutos como máximo estoy fuera. Lo primero que hago es elegir la ropa para el día siguiente así la tengo lista para por la mañana y no tengo que pensarlo deprisa y corriendo, voy, como se suele decir «a tiro hecho»

   Luego empiezo con las cremas, tanto con mi skincare facial como con la hidratación de todo el cuerpo. Y seguidamente me pongo a recoger. Como paso tantas horas en mi habitación con el teletrabajo, suelo dejar todo por todas partes, así que para conservar mi cordura, lo que trato todas las noches es de despejarlo todo para a al mañana siguiente empezar desde cero y no saturarme porque no encuentro las cosas. Los días en los que tengo que ir a la oficina, uso estos minutos también para organizar la mochila y todo lo que tenga que llevarme.

   ¿Y lo siguiente qué es? Pues repaso de las tareas, esto es un punto clave porque no solo me ayuda a estar más tranquila con lo que tengo o no tengo que hacer, sino que además me ayuda a tener un mejor control de mi tiempo y de cómo tengo que repartirlo a lo largo de la semana. Actualmente estoy utilizando Notion para organizarlo TODO y espero traer un vídeo próximamente, además de un post en el blog al respecto. Si todavía no eres seguidor del blog o no estás suscrito al canal, ¡hazlo para no perdértelo!

   Al finalizar el repaso de tareas me lavo los dientes y ya estoy lista para meterme en la cama y leer hasta quedarme dormida.

Para ver el vídeo dale al play:

Como veis se trata de una rutina muy sencilla y creo que bastante normal, que ayuda a mi cuerpo a relajarse y entender que la hora de dormir llega. 

Y ahora te pregunto, ¿tienes algún tipo de rutina? ¿O eres de esas personas que prefiere ir haciendo sobre la marcha?


¡Te leo en comentarios!




No hay comentarios:

Publicar un comentario